Eh, tú! Sí, sí, tú!

Tú, querida madre, tú, querida mujer que te sientes culpable.

Tú, que te sientes culpable porque en tu embarazo no dejaste de fumar.

Tú, que te sientes culpable porque engordaste 25 kg.

Tú, que te sientes culpable porque no deseabas este hijo, aunque ahora lo quieras con locura.

Tú, que te inchaste a dulces.

Tú, que no conectaste con tu bebé.

Tú, que trabajaste hasta el final del embarazo.

Tú, que te cogiste la baja a las 20 semanas.

Tú, que pediste la epidural.

Tú, que no peleaste por tu parto respetado.

Tú, que tuviste cesárea.

Tú, que no diste pecho.

Tú, que luchaste por tu lactancia y no lo conseguiste.

Tú, que tuviste depresión post parto.

Tú, que duermes con tus hijos.

Tú, que adoras dormir sola.

Tú, que no te depilas, tú que no te arreglas.

Tú, que trabajas 10 horas.

Tú, que has dejado de trabajar.

Tú, la que sueña con un finde sin niños.

Tú, la que mata por 6 horas de sueño seguido.

Tú, que hoy has gritado.

Tú, que a veces eres injusta.

Tú, que te sientes sola.

Tú, que a veces quieres huir.

Tú, que tienes miedo.

Tú, que vacunas, tú, que no vacunas.

Tú, que escoralizas, tú, que educas en casa.

Tú, empresaria.

Tú, sin estudios.

Tú, madre joven, tú, madre madura.

Eh, tú! Sí, tú!!

La culpa es un lastre, la culpa pesa demasiado, la culpa victimiza y no te deja crecer.

Y si cambiamos la palabra culpabilidad por responsabilidad?

Yo me responsabilizo de mis acciones,

tú te responsabilizas de tus decisiones,

nosotras nos responsabilizamos de nuestros sentimientos.

Eh, yo! Eh, tú! Eh, vostras! Basta ya de culpabilidad!

Ingrid Tusell DomingoImagen: Ingrid Tusell Domingo

16 Comments on Culpabilidad

  1. Muy bonito en general, y con el fondo del mensaje estoy de acuerdo. Pero hay una cosa del texto con la que no lo estoy, y es que la madre que no vacuna, bajo mi punto de vista sí que es culpable. Es culpable no sólo por poner en riesgo la salud de su hijo, sino que con su acción también empeora la inmunidad del grupo y hace que enfermedades ya casi erradicadas vuelvan a repuntar. Por tanto, es culpable también por poner en riesgo la salud de mi hijo que aún no se ha vacunado por ser pequeño.

  2. Es cierto,quien no se ha sentido así o la han hecho sentir,pero al final todas lo hacemos lo mejor que podemos,al final yo me guio por la felicidad hago sentir a mi peque,que es la mas importante.
    Besos

  3. Hola Ira!
    Quería decirte que me encanta cómo escribes, llevo unos días devorando tu blog!!!
    Con respecto a la culpabilidad, será algo innato en las madres o crees que es algo cultural?

    Por cierto tus hijos son preciosos!

Deja un comentario