Siempre he dicho que la crianza respetuosa va mucho (pero mucho mucho) más allá que la tríada teta-porteo-colecho.

Tengo muy claro que se puede hacer todo eso y no ser respetuoso en absoluto o no hacerlo y criar muy respetuosamente.

Además resulta que todos los niños crecen, sí, sí, aunque parezca mentira, llega un día en que nuestros pequeños se destetan, o no quieren más mochila porque prefieren andar, o nuestra espalda no soporta su peso, o deciden que quieren su habitación… Y entonces qué?? Qué ocurre con la crianza respetuosa? Se acaba??

Pues no, no se acaba, pero viene lo difícil!

Amamantar, portear, colechar con un bebé es fácil, es cómodo, es sencillo, es maravilloso, sale solo, no?

A mi con mis dos hijos esa etapa de la crianza me ha parecido “coser y cantar”, hacerle caso a mi instinto, disfrutar de la lactancia, de las caricias en la cama, de llevarlos pegaditos a mi en el fular, o la bandolera.

Ha sido una etapa idílica, llena de amor y momentazos.

Pero como os digo crecen, y de golpe tienen sus opiniones, no te hacen caso, llegan las rabietas y la crianza respetuosa se vuelve muy complicada.

A veces porque te faltan los recursos, a veces porque la educación que has recibido, esa mochila que todos cargamos pesa demasiado y choca con tus principios o tus creencias.

A veces me encuentro contradiciéndome a mi misma, a veces cuesta empatizar, a veces cuesta tener en cuenta su opinión.

Con un bebé era más fácil!!! A veces siento que fracaso en mis intentos, a veces creo que lo hago fatal, a veces me siento culpable por mi falta de recursos, mi falta de paciencia, mi visión (inconsciente) adultocéntrica.

A veces le tengo que pedir perdón, por haber gritado, o dicho algo que no debía.

Pero no me canso, porque creo en esto, creo en esta forma de criar y aunque supone para mí un reto diario estoy convencida de que vale la pena.

Sé que me equivocaré una y mil veces y que ellos siempre me perdonan, sé que aprendo a ser madre a diario, que no nací enseñada y que voy andando el camino de a poco, que cada día se aprende algo y que cada experiencia vale un mundo.

Sé que bebo de todos vosotros, de vuestras ideas, de vuestros consejos, de vuestro ejemplo, de vuestras experiencias.

Y sé que una madre no nace, se hace, día a día, a golpe de error, a golpe de amor.

1436528_87774735

11 comments on “Crianza respetuosa más allá de los 2 años”

  1. cuánta razón en tus palabras… a medida que se van haciendo mayores se hace más difícil y nos cansamos antes (por lo menos es lo que me pasa a mi) pero cada día voy aprendiendo de ellos y nos seguimos conociendo y espero que en el futuro eche la mirada atrás y no tenga mucho de qué arrepentirme… feliz finde

  2. Tienes toda la razón del mundo. Yo he encontrado buenas herramientas en Naomi Aldort y Rebeca Wild. Y no puedes dejar dee scucharte a tí misma, porque si te obsesionas con un prototipo no paras de juzgarte como madre y eso es lo peor, porque no te dejas ser. Esoe s loq ue me pasó a mí, aunque volvemos al camino las tres juntas… Y con papi cuando quiere. Vera finalmente se ha destetado con once meses y medio. Encontró un chupete por casa y probó la comida sólida…pero ha sido tan natural! Ahora empezamos una nueva etapa, las dos juegan, se pelean, se quieren… Es agotador y genial. Un besete!

  3. Estoy muy de acuerdo contigo. Un bebé es fácil de llevar, muuuuy fácil.
    Pablo tiene 5 años y me da la sensación, de un tiempo a esta parte, que vive continuamente retándome, retando al mundo. entero.
    Si a esto sumamos la falta de sueño por las “malas noches” de la peque, la presión familiar y que mi marido cada vez se aleja más de la crianza respetuosa (precisamente por las dificultades que esto conlleva con un niño “mayor”) me encuentro saturada, sobrepasada, cansada y sola 🙁
    Siento que he perdido un poco el control, grito, me enfado, me sorprendo diciendo cosas que jamás pensé que diría a mis hijos……me arrepiento, me pregunto mil veces si lo estaré haciendo bien, lloro, busco su perdón…..
    No es fácil, no…..

  4. Completamente de acuerdo.
    Es difícil pero se puede haciendo un aprendizaje constante de nuestros niños.
    Mirarnos por dentro, pararnos y pensar puede hacerlo más fácil. Por que puede ser complicado, o tener que lidiar con lo aprendido o nuestra propia mochila, pero merece la pena.
    Muchas gracias y un abrazo

  5. Tienes toda la razón. A veces, yo también tengo la sensación de que a medida que crecen se hace cada vez más difícil. Sin embargo, creo que el secreto no está en no caerse, sino en ser capaces de levantarnos con una sonrisa cada vez que ocurre, y sobre todo, recapacitar, pedir disculpas y rectificar.
    Un abrazo.

  6. Cuánta razón en tus palabras. Y que dificil es hacerlo cuando van creciendo. Creo que lo que nos falta es experiencia, la crianza respetuosa tendría que transmitirse de generación en generación. Y mi mochila no está llena de ese tipo de experiencias. Seguramente nuestros niños sabrán hacerlo mejor con sus hijos

  7. La mía grita a la mínima y se me acaba la paciencia y grito, y luego no tengo argumentos para explicarle que no grite.Gracias por enseñarnos y un besazo

  8. Cuántas veces lo he pensado. El pensar si lo hago bien, si esto de la crianza respetuosa va a ser igual de fácil que con un bebé…

    Me encanta lo de pedirle perdón. Yo también lo hago. Y un día me di cuenta que eso es la crianza respetuosa 🙂

  9. Cuanta razón y cuanto amor hay en tus palabras. Como dices en la etapa de bebes la coordinación y el amor fluyen en cada instante y momento. Yo con mi peque de 5 años la disfrute muchisino y con mi nena de 11 meses la estoy pasando genial.

    Con mi peque mayor llevamos un año en que se está haciendo más difícil, sobre todo desde que nació su hermana, parece que a cada momento hay conflicto por todo y en muchas ocasiones tienes que sacar toda la fuerza que hay dentro de ti para no explotar y cuando exploto despues me arrepiento y le pido perdón por haberlo tratado mal. El camino es duro y la mochila de nuestro aprendizaje de pequeños tal como lo dices tu pesa mucho. Creo que como mama estamos continuamente en obras, pues cada dia es un reto y un aprendizaje.

    Gracias por ayudarnos a reflexinar y a poder hablar entre todas de estos temas tan importantes en nuestra vida y en la de nuestross peques. Pues yo siento que a veces me falta un espacio donde poder compatir estas vivencias y sentirme comprendida.

    Un inmenso abrazo

  10. Creo que la frase con la que cerras este post lo dice todo. No tengo más nada que agregar más que decirte que me encanta día a día encontrar en este camino internetico personas con las cuales poder atravesar esta etapa de la vida.
    Beso grande!

    Carla.

Deja un comentario