Cómo trata la sociedad los embarazos? Cómo se vive un embarazo?

Para mí el embarazo, es una etapa de grandes cambios, no sólo a nivel físico, también a nivel espiritual, mi mundo dio un vuelco, mi forma de ver la vida, la maternidad, los niños, dio un giro de 360º durante los 9 meses en que gesté a mis dos hijos.

Conecté con sentimientos dormidos, desconecté ciertos pensamientos e ideas pre concebidas.

Pero… Y la sociedad??

La sociedad vive el embarazo y el parto como un estado de enfermedad, algo que hay que vigilar constantemente e intervenir si es necesario.

No pongo en duda que ciertas pruebas sean necesarias, pero echo en falta muchas cosas.

Echo en falta que se le de importancia a la conexión, tanto entre madre-bebé como a tu propia conexión interna, echo en falta que en las clases de preparación al parto se profundice en los sentimientos.

Os fueron útiles vuestras clases de preparación?? A mi no, me dieron pésimos consejos de lactancia (a partir de los 15 días ya podéis espaciar tomas, que si no os vais a convertir en un chupete humano), pésimos consejos para el parto (las episotomías en un primer parto son lo más normal, os romperán la bolsa, pero no os preocupéis, no duele).

Echo en falta la maternidad vista desde dentro, desde el instinto, el acompañamiento para despejar dudas y miedos, inquietudes, ilusiones, esperanzas…

Cómo nos prepara la sociedad para un parto??

Desde niñas hemos oído que los partos duelen horrores, tenemos grabado a fuego lo de: Parirás con dolor y eso hace que la gran mayoría de mujeres se enfrenten a sus partos con pánico, que lo vivan como algo que tiene que suceder y que desean que sea cuanto antes mejor, cuanto más rápido mejor y cuánto menos se enteren mejor.

Nos han infantilizado, no nos dejan decidir, nos han mandado el mensaje encubierto (o no tanto) de que no podemos parir solas, de que ellos nos van a ayudar, de que lo mejor es que estemos calladitas y nos dejemos hacer, es por nuestro bien.

El parto es parte esencial de la sexualidad femenina, se puede parir con placer, se puede disfrutar un parto, pero para eso hay que desprenderse de capas y capas de prejuicios, hay que informarse y hay que pelear, pues en la mayoría de hospitales no nos van a dejar ser protagonistas y sujetos activos de nuestros partos.

Se nos ha dormido el instinto, nos lo han anestesiado, nos han convencido de que no podemos, de que ellos nos salvarán.

El parto para mí es una fiesta erótico festiva, con sus sudores y sus grito, las risas, las lágrimas, la piel, las miradas, los tiempos eternos de placer y repose, los suspiros…

Lo han convertido en una operación de cirugía, en salas frías, dónde todas, con nuestros camisones azules, llegamos asustadas y temblando y nos ponemos en manos de desconocidos, que serán los que traigan a nuestros hijos al mundo.

Nuestros hijos no nacen; los nacen.

El nacimiento marca nuestra vida, la forma en que nacemos marca nuestro futuro de una u otra manera y la sociedad está ciega a eso, necesitamos volver a parir libres, a nacer libres para que las generaciones futuras los sean.

onlinelogomaker-072313-2441

 

3 comments on “Iron Blogger 2: Embarazo y parto”

  1. Tienes razón en todo lo que dices, nos han “mecanizado”, nos meten en la cabeza ideas preconcebidas, que solo te das cuenta de ello una vez has tenido tu primer hijo (a veces ni siquiera)… las clases de preparación al parto, me sirvieron de poco, o de nada…. como dices me hubiese gustado que se hablase más d sentimientos, poder expresar lo que estamos viviendo…. no cómo debe ser el parto, la lactancia o el postparto…..

    En fin…. poco a poco espero que se vaya humanizando y que vuelva a ser como lo que es, una experiencia única que cada mujer debe vivir como lo sienta… no como le impogan.

    Besotes!

  2. Me ha llegado hasta la médula lo que has publicado, porque ciertamente la sociedad nos forma para no vivir y sentir el parto, que tristeza, a mi me aplicaron cesárea a lo juro y de verdad aún sangro por la herida. He escrito sobre este tema, pero siento que aún falta mucha tela por cortar. Gracias por publicarlo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.