Queridos hijos:

Queda prohibido no ser felices.

Queda prohibido no reír a diario.

Queda prohibido no ensuciar ni ensuciarse, no os preocupéis por la ropa, los muebles y las paredes, se limpian a golpe de lavadora, fregona o estropajo.

Queda prohibido no jugar el máximo tiempo posible.

Queda prohibido NO llorar, hacedlo siempre que lo necesitéis y sabed que estoy aquí para acompañaros.

Queda prohibido obedecer a pies juntillas, cuestionad las órdenes y no obedezcáis si no las consideráis adecuadas o si van contra vuestros principios…

Queda prohibido comer si no tenéis hambre o si la comida no os gusta.

Queda prohibido dar besos si no os apetece. Yo no lo hago y no espero que lo hagáis vosotros.

Queda prohibido conformarse, luchad por vuestros sueños, sed rebeldes y combativos.

Queda prohibido estudiar algo que no os guste, me da igual si sois dentistas, mecánicos, camareros o psicólogos, pero sed lo que queráis ser, no lo que nadie elija por vosotros.

Queda prohibido no enamorarse, pero nunca dependáis de nadie para ser felices. Que no os engañen, eso no es amor.

Queda prohibido no amar la naturaleza.

Queda prohibido sentirse culpable.

Queda prohibido decir SÍ cuando en vuestra cabeza suena NO.

Quedan prohibidos los compromisos.

Quedan prohibidos los chantajes emocionales y las amenazas, reconocedlos y negaos a ellos.

Estas son las únicas normas innegociables e inquebrantables en casa.

images

16 Comments on Queridos hijos: Queda prohibido…

  1. Me encanta Marta! Si esas son nuestras normas y nuestras máximas en la vida… ¿Por qué hay gente que se empeña en inculcar otra cosa? Una falsa perfección y artificial. La vida es más sencilla que todo eso. Me encantan tus normas… ¿Me adoptas?

1Pingbacks & Trackbacks on Queridos hijos: Queda prohibido…

Deja un comentario