He recibido este texto para formar parte de Las sombras de la maternidad.

Lo manda mi gran amiga Marga, gran mujer, madre maravillosa, gran guerrera y luchadora, pura luz y amor.

Espero que os guste y que a tí Marga te haya servido el ejercicio de sacar fuera las sombras. Te quiero bonita!!

MAMI “FULL TIME”.

Viendo que mi amiga Marta insiste en remover conciencias, y en la plena consciencia de que no dispongo de tiempo propio para tener un blog en el que explayarme…¡que tiemble Mallorca que allá voy!

¿Sombras de la maternidad? ¡Cuidado! Cuidado con lo que dices en voz alta, porque es probable que te encuentres un miserable “¿No querías niños…?” o un simpático “Ah!! Haber pedido muerte”

Es evidente que hay sombras en la maternidad, cada una tenemos la nuestras, pero para mí, quizá la más oscura sea precisamente, tener que mantenerlas todas juntas en la oscuridad.

Cuando te pasa lo que a mí, tardas en embarazarte, recurres a la FIV, te vienen mellizos y tras algún que otro susto todo sale bien, parece que pierdas el derecho a estar “disconforme”.

No te quejes de una cesárea poco respetuosa, no te quejes de un postparto terrible, no te quejes de que tus hijos estén en neonatos (a fin de cuentas están vivos)…no te quejes.

Una vez llegues a casa, con dos bebes diminutos y frágiles no esperes disfrutar del puerperio que tan merecido tienes. Si acaso, consiente durante quince días que tus “ayudantes” vengan a cuidar de tus pequeños tesoros mientras tu guisas, limpias y planchas para los demás, que suerte que dabas teta que sino…hasta que te hartes. Y cuando te hartes, y liberes a tus “ayudantes” de su ardua tarea, que era la tuya, confórmate con la más absoluta soledad. Sola, a diario, con dos bebes pequeños, con multitud de tomas de teta, con montañas de pañales sucios, días y días sola, en pijama, sin tiempo ni para una buena ducha…

Y cuando los bebes crezcan y te quedes sorprendentemente embarazada del tercero…ahí no esperes nada…no sueñes siquiera que tras una depresión postparto tardía, que te llevo al borde del abismo a ti y a tu pareja, no sueñes con que algo habrá cambiado. Te hallarás nuevamente sola, con un bebe, una pareja de mellizos de apenas dos años, uno de ellos con un trastorno del desarrollo y rasgos autistas, sola en la marabunta, intentando no gritarles, no reñirles, no ser cruel…a pesar del cansancio, del mal dormir, de las rabietas, de los celos, de la inexistencia del tiempo para ti misma, de los pelos en las piernas, de las cejas sin arreglar, las ojeras…no te quejes, no sueñes, no esperes…ni aun teniendo hermanos y cuñados más que dedos en las manos, no cuentes con nadie…

La crianza se ha convertido, para muchas de nosotras, en un arma de doble filo. La felicidad absoluta de compartir tiempo con nuestros hijos, de verlos crecer, aprender, sorprenderse, reír, abrazarlos cuando lloran, arroparlos cuando duermen…la soledad más cruenta en las largas tardes lluviosas de invierno intentando entretenerlos, la impotencia más absoluta de no llegar a todo…de no contar a penas con nadie…y encima, no te quejes…

Marga Orell

Mamá de Teresa y Pau. Mellizos tras FIV Septiembre de 2010.

Mamá de Xavier. ¡Milagro en una siesta! PVDC septiembre de 2012

 

1385024_14879643

10 comments on “Mami “Full Time””

  1. Marga, muuuuuuucho ánimo!!! Al final del túnel se ve la luz, de verdad!!! Todo el mundo te lo dirá, pero es así… yo tengo tres seguidos (6, 5 y 3 años) y ahora que la peque tiene tres añitos, estoy en esa luz… (aunque ya veo el túnel de la pre-adolescencia… aaaaaaaagggggh!!!)
    Y no te preocupes, que nuestra percepción de que “he sido todo el día una róbot (recogiendo, vistiendo, cocinando, limpiando, trabajando…) de cara “enfarara” y mal humor continuo… no es la que tienen ellos, de verdad. Somos su ¡¡¡MAMA!!! La mejor del mundo mundial!!!
    Un besazo y espero que pronto nos cuentes cómo se está en la luz!!

  2. Ofú! visto así si es un arma de doble filo, la alegría que supone el nacimiento no de uno, sino de dos! y la necesidad de vivir plenamente la maternidad, puede provocar esto. Ni tanto ni tan poco, no?
    ánimo.

  3. Marga, me ha encantado. Yo también soy mamá de mellizos full time (también fue por FIV) y me siento identificada con lo que cuentas, sobre todo con lo de que si están en Neonatos no puedes quejarte porque están vivos… Cuantas veces habré oído eso y lo mal que me sienta que me lo digan.

    La maternidad es maravillosa pero también tiene momentos muy duros. Yo hasta ahora sentía que estaba todo bajo control pero con los terribles dos años y las rabietas a duo está mermando mi paciencia a pasos agigantados. Hay veces que están imposibles, no se qué hacer con ellos y me desespero!!! Y cuando veo que llevo 3 días prácticamente de mal humor continuo me odio a mí misma y pienso que mis hijos creerán que soy una amargada 🙁

    Supongo que es como en el amor, hay fases buenas y no tan buenas, así que intento aguantar el tirón. Ya pasara, espero…

  4. Gracias a todas por los comentarios.

    Siento que tengo que aclarar un punto y es el del “abandono” de nuestras familias. Ni mi marido ni yo vemos en ello mala intención alguna, es el maldito ritmo de vida que nos impone esta sociedad nuestra!!! Nos sentimos amados por nuestras familias y nuestros hijos también, pero tristemente no hay tiempo para todo. Aquel proverbio africano y slogan de la marca Mothercare “para criar a un niño hace falta una tribu entera” es una utopia hoy en dia. ¿Quién tiene tribu? Si tuviéramos tribu no creo que estuviéramos aquí creando una a nuestra medida, ¿verdad?. Cosa que por otra parte seria una enorme pérdida.
    En fin, quería aclararlo. Nuestras familiares son “buena gente”, pero nos sentimos, a veces, irremediablemente solos.

    Abrazos enormes a todas. Y a mi Marta, que el “ciberespacio” me envio como un regalo.

    Marga O.

    • Molt emocionant i sobretot molt, molt, molt real! He plorat……
      És ben vera q se fa molt dur i tan difícil q de vegades pens q no seré capaç, però estic orgullosa d’anar estirant es carro dia a dia i de remar ben fort, sense gaire ajuda, pq ses meves nines(3’5 anys i 6 mesos) cresquin lo millor possible, malgrat sa meva cara d’amargada, rebentada, enfadada, etc… q tenc molt sovint i q jo mateixa no soport estar així de malament. Som mares per damunt de tot, però tb persones i sembla q de vegades ens oblidam, deu ser inevitable?? Totalment.

  5. Yo que soy madre de uno, y que a pesar de lo feliz que soy por ser madre también he tenido mis días grises (y negro carbón), me pongo en tu piel, con tres criaturas, y puedo entender perfectamente tus sombras…
    Un besote.

  6. HOla, no sé en qué orden he llegado a este conjunto de posts de éste y otros blogs de mamás hablando de las sombras de la maternidad…
    La comunidad bloguera sobre estos temas ha sido mi gran soporte en silencio desde que quedé embarazada de mi segundo hijo, hoy de 15 meses, pero esta ráfaga de posts me han llegado en la etapa exacta en la que estaba a punto de estallar con este tema y en el que dudé si voy a abrir a otro blog para expresarme (hace rato abandoné otros míos)…
    Por eso, y viendo que no encuentro el momento ni la energía para sostener esa empresa, quisiera ofrecerte mi versión de las sombras, una forma de desahogo y catarsis para mí, pero que quizá también aporte consuelo a otras mamás como me pasó a mí, de saber que aunque sea en forma virtual hay otras como nosotras, otras que nos comprenden, que conocen nuestros sentimientos, y que no van a espantarse de tus vivencias…
    Perdón el atrevimiento 😉 y gracias por compartir este espacio, sea cual fuere tu respuesta!
    Saludos desde Argentina.

  7. “No te quejes de una cesárea poco respetuosa… no te quejes de que tus hijos estén en neonatos (a fin de cuentas están vivos)…”
    Tampoco te quejes de que la cirujana que te hizo la cesárea era tan dura que parecía Hitler, porque al fin y al cabo, hizo bien su trabajo; ni de que no pudieras acompañar a tu bebé las dos noches en Neonatos, porque es el protocolo de la clínica, y en esta ciudad, es la mejor clínica, y no hay otra opción.
    Tampoco te quejes de sentirte sola ni de extrañar a tu familia, porque tú decidiste vivir en el extranjero, nadie te obligó.
    Sí pues, no te quejes.

  8. Como me identifico con este post…he leido muchas veces la palabra soledad que es la que más nombraba yo en uno de mis últimos post, tambien soy mamá de mellizos y también me he sentido muy sola y casi sin poder quejarme porque como tu bien dices pàrece que tengamos que estar agradecidas eternamente por todo sólo por haber conseguido embarazarnos gracias a la ciencia.
    Un abrazo muy fuerte y gracias por este post

Deja un comentario