Os dejo otro post, de una mamá que prefiere mantenerse en el anonimato.

Gracias por participar! Es un placer tenerte en este rinconcito.

Las Sombras de la Maternidad

La verdad es que hace días que le doy más vueltas que un torero…. no tenia claro si participar o no… ¿porqué?… porque participar significaba adentrarme en mi misma, ahondar en mi miseria, en sentimientos contradictorios, algunos hasta dolorosos y como humana que soy… de lo doloroso me desprendo rápido….

Participar significaba “tomarme un café “conmigomisma”, pero un café de diez minutos, un café largo, a solas, de noche y con la paz de un hogar que tras muchas “sombras” hemos sabido crear.

Tomarme una taza doble de café fuerte sin azúcar en muchos momentos de la noche…. y no es de gusto todo y que al café azúcar le pongo bien poco… pero cuando se tratan de sentimientos agridulces incluso algunos amargos le echaba el kilo entero.

En la cama me encontraba una noche más pensado…. si o no…. y hoy me he decidido…. porque me ayudará a superarlos, a pasar página en muchos aspectos y porque una convocatoria de Irae, la que ya es amiga no la puedo declinar…..

Mis sombras de la maternidad o mi lado oscuro como yo le llamo a lo más íntimo de mi lo sufrí en mi segundo embarazo….. Sí, suena raro pero es tal cual…..

Tras una enfermedad algo dura, en la cual era probable que no pudiese volver a llevar a término un embarazo… justo en un momento tan dulce a nivel de pareja (la segunda oportunidad llamó a mi puerta casi sin yo esperarlo)….. me vine abajo… muy abajo porque yo tenía muy claro que mi pareja, el que ahora es mi marido; tenía unas ganas locas de ser padre… “padre de verdad” porque ya se sentía padre con mi primera hija….

Recuerdo la visita al especialista….. mira, de momento es imposible te quedes embarazada porque el tratamiento que te hemos dado te deja la fertilidad bajo mínimos.. así que hasta dentro de tres meses olvídate de “quedarte”.. luego, si a los dos meses de intentarlo no hay forma haremos tratamiento de fertilidad porque no podemos perder el tiempo tal como tienes el útero… (si estuvieras sana esperaríamos de 6 a 12 meses en empezar las inyecciones).

Al mes y 10 días de esa visita yo me encontraba rarísima, mal…. sentía que algo pasaba, que mis pechos estaban como la primera vez (de eso hacía casi 8 años)… y fui de nuevo a la consulta… sin decírselo a nadie para no tenerme que oír aquello de “imposible, ya oíste lo que dijo el médico”…….

Entro en la consulta y le suelto a boca jarro al ginecólogo.. “seguramente de aquí me mandas al psiquiatra, pero estoy embarazada”…. Su cara.. un poema…..Con un tacto excelente y una psicología que ni la mía después de unos añitos de facultad….. me hizo pasar donde todas ya sabéis. Ecógrafo en mano…..me lo pasa por la tripa…..no sin antes aquel gel helado que tanto odio y que podrían calentar……. Sin mediar palabra sale del box,… vuelve con su padre (ginecólogo también) y con otro compañero……sin mediar palabra salen del box y vuelven dos compañeros más además de la comadrona de toda la vida……. nadie mediaba palabra y no iba a ser yo la que rompiera ese silencio.

Me limpian el maldito gel, salen del box y “mi” médico me dice que me vista……. El camino del box a la silla de su mesa quizás habían dos pasos…. pero se me hizo una caminata larga.. lo juro… me siento…..Querida, (yo ya imaginando lo peor)…. VAS A SER DE NUEVO MAMA!!!!!! Y mientras estés embarazada no vas a sufrir dolor de tu enfermedad.. esos si.. es un embarazo de riesgo y deberemos llevar unos controles muy estrictos para ver si el útero aguanta hasta los 7 meses por lo menos……

Se me abrió el cielo…..y ese día decidí el nombre de mi hija….intuía era niña… (y lo fue)……

El resto de la historia os lo podéis imaginar.. la ilusión del futuro papá…la ilusión de su hermana, los pánicos de mi madre por mi salud……. el futuro papá creo que la ilusión se los borró durante unos días….

El embarazo fue maravilloso….pero esto lo digo ahora porque mis miedos y las “sombras” me perseguían de forma constante durante los meses de gestación…. tanto que creo que no disfruté de mi embarazo hasta el día que entraba por la puerta de urgencias cumplidos los 9 meses exactos….y no sólo eso…..como el primer parto fue “inducido con oxitocina” y programado….. no sabía bien bien lo que eran las contracciones.. así que aguanté tanto en mi casa que cuando llegué al hospital estaba dilatada de 8 cm… y fui de pedo al quirófano sin pasar por dilatación…….

Allí dejé mis sombras y decidí que iba a disfrutar de lo poco que quedaba de mi hija dentro de mi……porque ya no habría más embarazos……. Mi médico me decía siempre que si todo iba bien, él estaría allá para controlar, pero que lo haría todo yo sola…. incluso que sería yo la que sacaría a mi hija de mi interior…. ahora lo entiendo… fue un parto respetado…..en aquel momento no tenía ni idea……

Querida, incorporate y coge a tu hija que se cae…..me incorporé, su cabeza y hombros estaba fuera y yo fui la que acabé el trabajo………..

Quizás acabes de leer el post y no entiendas bien que esto haya sido una sombra de la maternidad…..pero para mi el no poder disfrutar del embarazo por los miedos a perder a la criatura, a que reventara el útero, a un aborto espontáneo, cualquier dolor diferente.. cualquier movimiento calificado como normal en un embarazo para mi fue una tortura……. y no pude disfrutar de lo bello que es tener esa barriga tersa, grande, redonda porque llevas en tu interior el bien más preciado que te da la vida…. tu hija.

Fdo: Una Mama con una gran Sombra

1385024_14879643

8 comments on “Las sombras de la maternidad (Anónimo)”

  1. Ayy.. por dios!!! Me ha llegado al alma. Porque a veces son nuestros miedos los que nos paralizan y no nos dejan disfrutar del milagro de la naturaleza. A veces somos nosotras solitas las que dibujamos las sombras de la maternidad con nuestras presiones autoimpuestas, nuestras expectativas preconcebidas o nuestra falta de coherencia al priorizar… y querer llegar a todo.

    Me quedo con lo positivo de las sombras vividas por esta mamá… Una hija que llenará, seguro, el hogar de risas y sueños y que contra todo pronóstico, ha llegado como una estrella para alumbrar la vida de sus papás.

  2. Es la tercera vez que comienzo a escribir, y trato de llegar a un acuerdo entre mis palabras y mis pensamientos.
    No quiero que mis palabras suenen vacías, pero tampoco puedo decir más, ya que llegó todo a buen término.
    El momento del embarazo es vivido con mucha ansia en muchas mujeres, deseamos que llegue ese momento para poder vivir una etapa extraña, anhelada, llena de cambios. Y hay veces que vivimos con miedo esos meses: algunos, miedos que desaparecen al nacer el bebé, y comprobar que está todo bien; otros, que se difuminan y van apareciendo a medida que nos involucramos más y más en la maternidad; la maternidad es un constante vaivén de miedos, solamente debemos controlar los que están a nuestro alcance, y tratar de difuminar el resto.

  3. Querida amiga…
    Estoy llorando. De emoción, de la emoción que me hace saber que lo conseguiste, que eres una luchadora y que ése es el mejor legado que vas a dejarle a tus pequeñas.
    Un abrazo enoooooooorme. Hasta la luna y vuelta.

  4. Hola mamá anónima…

    Me has dejado sin palabras y he tenido que respirar unas cuantas veces antes de responder.

    Entiendo perfectamente ese miedo, aunque no fue el mío, pero lo entiendo. Ese miedo a perder algo tan deseado, tan buscado y con esa incertidumbre traicionera al acecho. Cómo no lo voy a entender?!?!

    Hoy, en tus palabras se intuye una mujer feliz y llena de orgullo. Una mujer valiente con un par de pelotas, como a mí ne gusta!

    Hoy tus sombras quedan llenas de luz y desaparecen por la luz de felicidad que ilumina el pasado. Y me alegro, que esta historia, como todas las bonitas terminara en final feliz. Porque seguro que te lo mereces.

    Un abrazo y un beso enorme!! 😉

  5. Querida amiga!!! Estoy hecha un mar… que valiente al poder contarlo y que bello final tuvo esta historia. Que triste debe haber sido que el temor a lo peor no te dejara disfrutar un momento tan mágico como el embarazo, nueves meses de angustia, de incertidumbre, y llegaste a término y fue un parto natural soñado… que bueno que tu médico te haya respetado y tu hija haya nacido con tu ayuda y hoy ilumine tu vida como lo hace.

    Te quiero… sos grandiosa de pies a cabeza!!!

    Un abrazo enorme y dos besazos. Uno en cada mejilla che!

  6. Otra que no puede parar de secarse las lágrimas!! Lágrimas de emoción que han empezado a brotar al leer que todo salió bien, que llegaste a los 9 meses y que pudiste disfrutar 100% de tu parto y de la sensación de ser tú la que sacabas de tu interior a tu niña. La sombra se borrará, te lo aseguro, pero esa sensación NUNCA se irá!!!
    Un fuerte abrazo a esa familia feliz!!

  7. Seguro que sacarlo afuera te sirve para comenzar a digerir aquellos meses que tanto te atemorizaron. Me alegro de que tu hija naciese a término y de que pudieses vivir la maternidad por segunda vez.
    Un beso!

Deja un comentario