Llevo meses pensando en escribir esta entrada y dejándola, creo que porque es un tema que me produce cierto nerviosismo y malestar.

Ya sabemos como está la educación en este país y no sólo me refiero a los recortes (que también), sino al sistema en sí. Un sistema educativo que en mi opinión falla de base, a los datos (de fracaso escolar, abandono, etc) me remito.

Un sistema basado en meter conceptos la mayoría de ellos inútiles en la cabeza de los niños, basado en memorizar datos y datos que poco o nada van a servirles el día de mañana, basado en uniformizar a nuestros niños y con esto me refiero a que sean todos igualitos, a hacer una masa con ellos.

Un sistema competitivo, dónde lo importante son las calificaciones, dónde cuenta poco la creatividad, donde el yo individual no se tiene en cuenta.

Un sistema que básicamente nos enseña a obedecer y producir, para que en el futuro no nos salgamos del redil que nos marca la sociedad actual.

Sí, soy pesimista en este sentido, lo reconozco, no me gusta el sistema educativo que tenemos. No me gusta nada.

Entonces porqué escolarizo a mi hija, si sólo tiene 3 años y la educación a esa edad no es obligatoria?

Primero porque tenemos que trabajar, así de claro, así de crudo y no podemos permitirnos pagar a alguien para que la cuide.

Segundo, también creo que a su edad empieza a tener ganas de pasar más tiempo con otros niños (ya lo pasa) y creo que las relaciones de amistad que pueda establecer en el colegio son positivas para ella.

Por otra parte, es cierto que podría llevarla a una escuela libre, no, no es cierto.

Volvemos al mismo tema: Dinero.

Hace poco discutí con una amiga por este tema, ella me decía que hace un esfuerzo muy grande para pagar la educación que consideran mejor para su hija.

Felicidades, no todo el mundo puede, ni haciendo un gran esfuerzo, yo no puedo quitarme más caprichos porque ya no los tengo, no salgo de fiesta, ni viajo, ni me compro ropa, ni electrodomésticos último modelo y aún así no me lo puedo permitir.

Además me da por pensar que yo tengo dos hijos, que aunque pudiera permitirme pagar 300 euros al mes (mínimo) en la educación de una qué haría en cuanto le tocara al otro, llevar a uno y al otro, no??

En fin, que teníamos muy claro que queríamos un cole público y en el barrio, sólo fui a las jornadas de puertas abiertas de dos colegios.

El primero que era nuestra primera opción fue un chasco, no terminé ni la visita. Me habían hablado maravillas y salí horrorizada después de escuchar entre otras cosas que si un niño (estamos hablando de niños de 3 años) se hacía caca encima te llaman para que vayas a buscarlo y lo cambies tú.

Eso implica que si estoy trabajando y tardo una hora en llegar mi hija va a estar una hora con la caca encima? Pues sí, eso parece, y estoy harta de que me digan: Pues en todos los coles es así!!

Pues será así en todos los coles, pero a mi no me parece ni medio normal…

Al final nos decidimos por otro, un cole relativamente nuevo (lleva abierto 8 años), con sólo una clase por curso, con unas aulas amplias y muy luminosas, una de las paredes del aula es cristalera y da al patio de infantil que además es enorme.

Con baño y bañera dentro del aula (sí, en este sí los cambian), con un personal joven y a primera vista muy dinámico, con un ciclo de infantil basado en el juego y los hábitos principalmente, con proyectos tan interesantes como el de los Maestros de la vida, que es que un día a la semana van las abuelitas del barrio a estar con los niños, a contarles cosas, cocinan con ellos, etc…

Me dio muy buena impresión el colegio en general y lo pedimos como primera opción y hoy que salían las listas hemos comprobado que la han admitido, así que estoy entre contenta y algo angustiada por el cambio que supone.

Mi pequeña empieza en breve otra etapa, su etapa escolar, espero que sea una etapa positiva y saber desde casa contrarestar las carencias del sistema educativo.

1365220_90926121

8 comments on “Habemus cole!”

  1. Pues tiene muy buena pinta. Yo lo llevaría sin dudar si hubiera uno así por mi zona. En mi pueblo sólo hay uno, así que a ese irá (aunque queda mucho aún). Pero las referencias que tengo hasta ahora son buenas, espero que no lo estropeen. Qué difícil es elegir colegio o conformarse con lo que te toca, aunque quisieras algo distinto. También es parte de la vida, saber adaptarse a estas cosas 🙁

  2. Me alegra que haya quedado ahi, si se ve que tiene buena pinta,y no puedo creerte eso de que si se hacen caa tienes que ir tu, eso se me hace inhumano, en fin no tengo palabras. En mi pais y sobre todo en la ciudad donde vivo los particulares son carisimos, pero los de gobierno son un asco, no hay por cual irle, y como tu, ya no compro nada, me limito en todo y ni asi pudieramos pagar el particular, aqui la ventaja que he tenido es mi suegra, ella aun trabaja y tiene un puesto alto gana bastante bien y ella nos ha ayudado con los pagos de la escuela y ahora que tambien la peque entra al cole, nos ha dicho que seguira pagando el cole de las dos. Pero yo no quiero que las niñas se acostumbresn a eso y a los compañeritos que todo lo tienen, y pienso en pasarme por una escuela de gobierno un poco cerca de casa para sacar ficha el sig ciclo, me han dado buenas referencias,pero a ver que pasa. Es que cad vez el asunto economico esta peor donde quiera, y la educación va igual, los particulares por los cielos, y la publica ni hablar. Nos queda esperar que nuestros peques salgan felices cada día de la escuela, un abrazo.

  3. Para mí el tema de la educación es un dolor de cabeza MONUMENTAL. Mi hijo sólo tiene 16 meses pero te puedo asegurar que el agobio que tengo encima con ésto es enorme. Aunque soy una defensora a ultranza de la educación pública (con todos los problemas que ésta tiene y que comparto contigo) tengo claro que mi deseo es que mi cachorrillo vaya a una escuela libre. El problema en la zona donde yo vivo es que no hay escuelas libres aunque justo ahora parece que están empezando a ponerse en marcha un par de proyectos en la provincia. Yo tengo el problema añadido de que no hablo la lengua de aquí ( debería conocerla pero estoy en ello aún) por lo tanto no puedo participar en ninguno de esos dos proyectos. Por otro lado, el pueblo en el que vivo desde hace años me encanta y me da mucha calidad de vida para mí y para mi tribu, pero el problema es que no quiero educar a mi hijo en las escuelas públicas de este pueblo porque no me gusta nada el panorama que hay. Hay mucha pijería en la mentalidad de la gente de aquí y en la escuela se traduce en que los niños llevan las mejores zapatillas, la ropa de marca que se estila por aquí, etc…y al ser un pueblo pues la verdad es que hay mucha uniformidad y ya se sabe que la presión del grupo puede ser determinante en los comportamientos de las personas (no quisiera yo que mi cachorrillo acabara siendo un niño extremadamente materialista por amoldarse a su entorno y evitar la burla y el oprobio). La cuestión es que no sé qué hacer: cambiar de residencia (como si fuera fácil!), matricularlo en la pública y ver qué pasa, crear yo con más gente algún proyecto (!?), aprender la lengua por supuesto (pero me llevará tiempo…). Y luego está el tema del dinero claro. Al no recibir subvenciones no todos nos podemos permitirnos llevarlos a la escuela libre, como tú bien dices. Y sí, podemos hacer esfuerzos pero si no hay no hay. En fin, si tú crees que has hecho una buena elección me alegro, seguro que estará muy bien , por lo que cuentas (tiene buena pinta la verdad). Ya nos irás explicando (porque es uno de lo temas que ahora mismo mayor interés despierta en mí). Yo mientras tanto seguiré dándole vueltas a lo mío….una abrazo!

  4. Es un incordio lo del cole pero creo que el que has elegido es muy respetuoso con las necesidades de los niños y le irá muy bien a gordipulguita. Me encanta la idea que han tenido de los maestros de la vida, una experiencia muy enriquecedora tanto para los nenes como para la abuelitas.
    a mi aún me quedan un par de añitos para buscar cole pero es algo que también me preocupa bastante.
    Ya nos iras contando como le va a la peque cuando empieze en septiembre.

  5. Hola Marta,
    hace poco que he descubierto tu blog y te felicito: hay entradas muy interesantes. Yo también soy mamá de dos, sin duda lo mejor que me ha pasado en la vida. Pero, además, soy mestra en una escuela pública y me ha horrorizado leer que en una escuela no cambien a niños de 3 años o de 4, 5 o 8, da igual! Aunque la escuela pública tiene que mejorar en algunos aspectos (no es muy fácil cambiar el sistema des de abajo), nosotros somos respetuosos/as con todos nuestros alumnos: respetamos su ritmo vital, su ritmo de aprendizaje, sus ilusiones, sus temores, sus capacidades, sus preferencias…Las escuelas libres, como tu muy bién dices, sólo son para unos pocos, pues todavía no están al alcance económico de la mayoría. Sin embargo estoy segura que la escuela que habéis escogido para vuestra hija será un buen lugar.
    Des de mi experiencia te puede decir que la escuela es un lugar de socialización y aprendizaje muy importante pero lo que es determinante es, sin duda, la familia y el ambiente en el hogar de los niños/as. Unos padres/madres comprometidos, responsables, cariñosos, respetuosos crean un hogar cálido para sus hijos/as y esto es vital para su crianza y aprendizaje. Y, casi siempre, los niños/as que presentan problemas en la escuela suelen tener un hogar poco acogedor, emocionalmente hablando.
    Mucha suerte a todos aquellos que esta semana empezais la aventura de la escuela. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.