Como si de un transtorno de personalidad se tratara descubro que soy mil madres en una.

Que en mi pequeño cuerpo convergen mil y un tipo de madres, mil y un tipo de mujeres, a veces enfrentadas entre sí.

A veces luchando y peleando una contra otra. Con un ángel y un demonio en cada hombro echándose los trastos a la cabeza.

Me descubro como un ser lleno de luces y de sombras, sombras que a veces me horrorizan y desconciertan.

Soy esa madre que puede tirarse dos horas en la cama para dormiros, entre cuentos, tetas, risas, escondite bajo las sábanas y que al día siguiente a los 5 minutos de intentarlo está hastiada, resopla, se acuerda de todos sus antepasados y piensa: Que se duerman ya coño!!

Soy esa madre dialogadora que frente a los conflictos despliega mil y un recursos, propone alternativas, es capaz de recular y cambiar de opinión si se ha equivocado y que de repente se encierra en el: Hay que hacerlo porque sí, porque yo lo digo…

Soy esa madre que frente a una rabieta te abraza y te besa, intenta tranquilizarte, ponerse en tu lugar, validar tus sentimientos y entender tu enfado, pero que ante otra rabieta sin darse ni cuenta ha exclamado: Quieres parar de llorar ya!!

Soy esa madre loca por sus hijos que piensa que la maternidad es lo mejor que le ha sucedido en la vida y que otros días (lo reconozco) se arrepiente de haberos tenido y cree que esto de la maternidad le queda enorme.

Soy esa madre cariñosa que reparte besos, abrazos y caricias a montones, pero que en algunos momentos se vuelve dura como una piedra o fría como el hielo.

Soy esa madre payasa y juguetona, capaz de inventar mil juegos, hacer malabares o pompas de jabón gigantes, pero que a días te sienta frente al ordenador porque no tiene ni puñeteras ganas de jugar.

Soy esa madre risueña y feliz, que reparte sonrisas a diestro y siniestro, pero que también se encierra en un mundo de inmensa tristeza y se siente sola.

Soy esa madre que no cree en premios y castigos, pero que alguna vez te ha amenazado o sobornado para conseguir algo.

Soy esa madre lactante feliz, que algunos días piensa: Que se desteten ya por Diosa!!!

Soy esa madre que habla bajito y que un día está poseída y os lanza un grito.

Soy esa madre segura de si misma, convencida de lo que hace, y esa madre insegura, que se cuestiona todo y a veces se tambalea frente a comentarios y presiones.

Todas esas madres conviven conmigo, no estoy orgullosa, pero negarlo sería engañarme, engañaros, negarlo sería asumirlo y no quiero.

A veces me pregunto si tendré rasgos bipolares o es que simplemente es imposible estar siempre a pie del cañón.

Y tú, también tienes mil madres dentro de tí??

 

1133299_89760608

 

48 Comments on Hay mil madres en mi

  1. ¡me he sentido muy identificada ! soy casi todas esas y otras que luchan entre ¿ lo hare bien? y que wse hace ahora .y ya tiene 5 pero te sorprende cada día.

  2. hay mil madres en ti, pero la que escribe es la que mas me gusta! me ha encantado, lo considero mi regalo del dia de la madre. gracias preciosa! y feliz dia! muacs

  3. No sóc mare però en tinc una i en conec bastantes i molt diferents. No sóc mare però sóc educadora i també tinc mil educadores en mi. I em faig reflexions molt semblants a aquesta. Potser algun dia em decidiré a fer una entrada al bloc sobre això.
    Tanmateix, al final de la reflexió i al final de llegir aquest post només es pot dir una cosa: SOM HUMANES.
    I per cert, si ho parem a pensar, no hi ha també mil infants en cada infant?
    És la màgia de les emocions, de la personalitat, de la ment… I és fantàstic! Si no fos així, no podríem fer aquestes reflexions i no podríem treballar-nos a nosaltres mateixes per millorar tot allò que considerem necessari, no?

    Una abraçada!

    • Ten stota la raó, també hi ha mil nens a cada nen… I com dius lo important és ser conscient i poder treballar-ho. Una abraçada!

    • Gracias guapa, esta es de esas entradas que publicas un poco con miedo y resulta que no eres la única!! Jajajaja ainsss… Un besote!

  4. Si ayer no hubiera estado fundida neuronalnente te habría contestado a ese Twitter sobre la #BrujaMama con un SI seguido de 138 admiraciones.
    Por supuesto, hay mil madres en mí también. No igual que no puede existir un ángel sin un demonio, el bien sin el mal.
    Por encima de todo, de aciertos y errores, hay que ESTAR y SABER ESTAR cuando nos necesiten de verdad.
    Y sentirse orgulloso de ser como uno sea.
    Un beso preciosa!

  5. Me identifimo totalmente con lo que cuentas, es imposible ser madres perfectas a todas horas, pero creo quenuestros hijos tienen suerte, porque casi siempre hay mayoría de madre negociadora, payasa y cariñosa, y cuando nos vamos al lado “oscuro” nos damos cuenta y antes o después rectificamos. Ellos tamjién aprenderán algo tan ?mportante como que la gente buena tiene días malos, y que no somos perfectos ni lo pretendemos y que además se puede pedir perdón cuando nos equivocamos. Además, es mucho más divertido tener una madre bipolar, las perfectas a mi me dan grimilla que quieres que te diga 🙂

    • Bueno, es que las madres perfectas no existen, sólo que no reconocen sus imperfecciones y por tanto no aprenden de ellas… Un besote guapa!

    • Es que no es fácil confesarlo, eh? No es fácil pq es la parte de nosotras que no nos gusta, que nos avergüenza, pero como digo negarlo es asumirlo, y sacarlo es un paso para trabajar en ello. Un abrazo!

  6. Esa madre q eres tu, esa madre soy yo.
    Pero tambien eres esa madre fuerte que puede con todo y q sabe ludiar con el demonio del hombro cuando se pone farruco.
    Muchos besos, por q eres una gran madre.

  7. Yo también soy esas 1000 madres y por más que me prometo a mi misma que la madre que no me gusta no va a volver a aparecer de vez en cuando termina saliendo a la superficie.

  8. Wauuu… tus palabras son precisamente las que necesitaba escuchar hoy. y de una madre. De otra madre. Gracias. También agardezco los comentarios a tu post, veo que somos muchas. Gracias.
    Ayer precisamente pensaba en lo incongruente e incoherente que puedo llegar a ser, e intenté ordenar esos sentimientos escribiendo algo en el blog, pero no pude hacerlo y las palabras y los sentimientos se quedaron en el cajón. Hoy tú les has dado forma. Sí, yo también soy mil madres!
    Un abrazo,
    Noraya
    “El Rumor de las Libélulas”

    • Gracias Noraya, yo tambié llevo tiempo masticándolo, me avergÜenzo de algunas actuaciones mías, me gustaría poder borrarlas y que no existieran, pero están ahí, y las saco pq necesito aceptarlo para poder trabajar en ello.
      No es fácil desnudarse de esta manera, exponerse, pero lo hago y descubro que no soy la única, que somos muchas escondidas en las sombras de la maternidad… Un abrazo!

  9. Si , yo tb tengo mil , y lo paso fatal cuando creo que no entiendo a mi hijo o que mi hijo no me entiende a mi, he sufrido mucho cuando en un segundo y sin darme cuenta contradecia toda mi filosofia de crianza y de vida y me preguntaba como habia ocurrido eso si no me di ni cuenta, y a veces añoro tanto ese pasado cuando cogia una maleta y me iba a Madrid o a Londres asi por que si , porque alguien tenia un buen plan y me apetecia , añoro ir al cine cualquier dia y esas cosas , pero cuando le miro le tengo que agradecer la persona que soy hoy porque todo lo que soy ahora es porque el esta aqui asi que si …definitivamente hay mil madres y mil mujeres en mi, gracias por compartir

    • Gracias a ti por pasarte y comentar, Bego, creo que tú y tu hijo sois dos seres de luz, dos personas muy especiales, a ver si nos vemos algún día. Abrazos!

  10. Me encantaria que nos viesemos un dia , gracias por tus palabras .. realmente me han llegado dentro y me he emocionado , creo que a pesar de que solo nos hemos visto un ratito el año pasado tenemos cosas en comun y la verdad es q me gusta mucho como escribes un beso

  11. Otro excelente post!!!! Creo que todas somos mil madres en un solo cuerpo… y remarco lo de cuerpo porque por más que estemos convencidas de que nunca vamos a enojarnos, gritarles, retarlos, castigarlos, sobornarlos, etc… por más que luchemos contra eso… a veces (muchas) nuestro cuerpo actúa solo. Nos sentimos agotadas y los ideales al tacho! No podemos pensar ni escuchar un ruido más o vamos a estallar. La maternidad la vivimos en cuerpo y alma y no somos perfectas aunque hagamos lo mejor que podamos nunca vamos a lograr la perfección… como en todo, acá también existen el negro y los grises!!!

    Bienvenido poder reconocerlo… es más fácil autoconvencernos no?

    Un abrazote

  12. Me encantó! gracias, en uno de mis post digo que para ser madre hay que estar un poco demente, y la verdad es que siento identificada con lo que dices. Hay Días que no me reconozco y me anhelo en esas otras madres que a veces me parecen tan perfectas… Es muy importante observarlas a todas, dejarlas ser, aprender de ellas, pues cada una de esas madres nos regalan una oportunidad de crecer y así podernos vincular con nosotras y nuestros hijos!!!!
    Bipolaridad! demensia! y bueno, madres al fin y al cabo, reales…
    Gracias

  13. Soy todas esas!!! A veces me descubro pensando horriblemente…detestando una u otra situación…y a veces me maravillo de la capacidad que tengo para arrancarles una sonrisa en medio de un llanto…Lucho conmigo misma a diario para ir alejando esas sombras, esas otras madres tan parecidas a la mia, a veces…

    Gracias, por iluminar mis pensamientos Ira.

  14. Joooooo!
    Muchas gracias! Este post me ha ayudado a sentir que quizs lo que me pasa no está relacionado con ninguna enfermedad mental sinó con el hecho de estar viva y tener personalidad propia.
    Estoy un poco cansada de posts de madres perfectas que me hunden en mi sentimiento de monstruo esquizoide.
    Me describiste al 70%
    Y digo al 70 porque faltaron algunos otros rasgos de madre bipolar… creo q podrian ser infinitos…
    ¡Vivan las mil madres q hay n nosotras porque todas tienen derecho a expresarse!

  15. Solo mil??jeje. compañera,no estás sola. Quien no tenga doble personalidad….y triple,cuadruple….q lance la primera piedra!!muy bueno y tranquilizador el ver que hay mas como yo. biennnnn!!

1Pingbacks & Trackbacks on Hay mil madres en mi

Deja un comentario