Durante estos 3 años de maternidad me han preguntado muchas veces si Mar no va a la guardería, porqué no va y cuándo pienso llevarla. Siempre la razón de estas preguntas ha tenido que ver con la necesidad de socialización de mi hija.
Vayamos por partes.
Mi intención no es demonizar a las guarderías y mucho menos culpabilizar a los padres que hacen uso de ellas, entiendo que vivimos en un sistema dónde es prácticamente imposible prescindir de ellas, por el ritmo de vida desenfrenado que llevamos, los horarios irracionales de trabajo, etc.
Aún así, aunque dejemos a nuestros hijos en una (Mar fue durante unos meses) no deberíamos dejar de ser conscientes de que las guarderías no son el mejor lugar para un niño, no, no lo son. No busquemos excusas como que necesitan socializar. Los niños no necesitan guarderías, las necesitamos nosotros, por culpa del sistema.
Y repito, no estoy atacando a los que hacen uso de ellas, ni a las guarderías en general, pero no podemos perder de vista que es algo que casi nos viene impuesto, que si existiera conciliación no serían tan necesarias, al menos no tantas horas y desde tan pequeños, que hay niños de 6 meses que se pasan 8 horas en una guardería.
Mar sólo ha ido a la guardería 3 meses pero nunca ha dejado de socializarse, tengo amigas con hijos, el grupo de crianza, etc…
Con eso ha sido más que suficiente y si observáis a vuestros hijos os daréis cuenta que hasta cerca de los 3 años apenas interactúan con otros niños, realizan lo que se llama juego paralelo, están con otros niños, pero no juegan juntos, cada uno juega con un juguete y como mucho se los quitan. Vamos que esa socialización no necesita de guarderías…
Cerca de los 2 años y medio observé que esa era la manera de interactuar con otros, quitarles los juguetes.
Y ahora con 3 años llevo unas semanas observando lo que supuestamente no iba a pasar ya que no va a la guardería y no se socializa.
Hasta hace poco en el parque Mar me necesitaba cerca, aunque fuera para mirarla, pero lleva unas semanas que cada visita al parque es una aventura y una nueva amistad.
Interactúa con otros niños, juegan a casitas, a preparar comidas imaginarias, celebran fiestas de cumpleaños con pasteles de arena y hierbas a los que le ponen una botella como vela, van a comprar a una tienda inexistente…
Entablan conversaciones y se ríen, llora al despedirse de ellos y dice que no quiere separarse de sus amigos.
Y es que como todo la socialización es parte de un proceso madurativo que va pasando por etapas y que no necesita que lo forcemos, que se produce cuando tiene que producirse, por mucha guardería, parque o grupo de crianza al que los llevemos.
Confieso que esta nueva etapa me tiene enamorada, sus conversaciones, sus ocurrencias, verla de la mano de otros niños riéndose, sus descubrimientos, los nuevos juegos, la complicidad…
No forcemos la máquina, todos los niños socializan en su debido momento.

72138_10200864092794877_717924948_n
563611_10200864094034908_760719177_n

561268_10200864093634898_1323153605_n

18 comments on “Niños y socialización”

  1. Me e sentido identificada, mi pequeña tampoco la llevo a la guardería, ya tiene un año y medio. Reconozco esos comentarios; y si la llevas para que este con otros niños? Aprenderá a socializar…a compartir…No creo que madure más rápido, va a su ritmo. La observo y juega con su hermano, conversa a su manera…reparte galletas, comparte besos…es cuestión de caracteres. Un beso.

  2. Pasé esa etapa trabajando en un pueblo donde las mujeres en su mayoría no trabajaban, y llevaban a los hijos a la guardería alrededor del año.
    Cuando yo les decía que mi hija se quedaba con los abuelos y que no tenía intención de llevarla a ningún centro hasta que empezase el colegio me decían de todo.
    Hoy tiene cinco, ya veces tengo la inquietud de que socializa demasiado.

  3. Nosotros tampoco llevamos al peque a la guardería y también nos lo preguntan por todas partes, cualquier cosa que hace o no hace Javi para los demas padres es porque no va a la escoleta…

  4. Totalmente de acuerdo con lo que dices, mi niña tiene dos años y medio y no ha ido nunca a una guardería. Efectivamente cuando observo a mi pequeña veo que actua como tú dices, si estamos en el parque interacúa con los demás niños quitándo o dejando juguetes, y poco a poco veo que de vez en cuando ya intenta hablar con ellos e intenta jugar a juegos mas complejos. A mi también no paran de decirme lo de que si no van a la guarde no se socializan, pero eso viene solo, con la maduración. Tanto es así que nosotros estamos pensando en no llevarla este primer años al colegio, va a cumplir 3 añitos en septiembre, pero creo que en el colegio lo va a pasar mal, porque me parece que no está preparada…, y yo creo que tampoco… Me ha encantado tu post!!!

  5. Me ha encantado. Totalmente de acuerdo.

    Las guarderías son un servicio para los papás que necesitan dejar a sus hijos para poder irse a trabajar. Las guarderías las necesitamos los padres no los niños, como bien has dicho, lo demás son escusas o formas de intentar convencernos (engañarnos) para consumirlas.

    Los niños pequeños no necesitan estar con otros niños sino con un adulto o adultos de confianza. Es a partir de los tres (algunos un poco antes, otros después) cuando empiezan a socializar. Y eso lo harán a su ritmo y sin ser obligados en el parque, con hijos de amigos, con primos, etc.

    Un abrazo

  6. Muy buena entrada, las guarderías nos vienen impuestas por el sistema en el que vivimos. Estar en casa hasta los tres años seria lo ideal y si una cosa le veo buena a esta crisis que tenemos es que en muchos casos por necesidad los niños no van a las guarderías y se quedan en casa con mama o papa que está en el paro allí forzosamente pero que tiene un tiempo valioso y maravilloso para estar con sus pequeños. Mi mayor fue cuidado por su abuela desde que yo me incorporé al trabajo hasta los 15 meses, entonces a ella se le hacía pesado cuidar de su nieto, ya tiene cierta edad mi suegra y no tuve más remedio que llevarlo. Con el peque aún no sé que pasará de momento me ha dicho que también quiere cuidarlo así que a mí me va de perlas la verdad porque prefiero que esté en casita con la yaya durante las horas por la mañana que trabajaré que no metido en una guardería “socializando” con otros bebés.

  7. Estoy de acuerdo en todo o casi todo contigo 😀

    Yo llevo a Vega porque quiero a la escuela infantil, que no guardería, porque no me la guardan. Y, no la llevo para socializar ni para que sea más lista….a mí me da igual que mi hija con 2 años sepa contar hasta 20 o que cante happy birthday to you, a mí lo que me importa es que mi hija juegue, se lo pase bien y disfrute (tiempo para aprender ya tendrá).

    Yo la llevé por primera vez con 15 meses, antes no lo creí necesario, pero yo si te soy sincera, y estoy en casa todo el día, es decir, a mí el sistema no me obliga, soy su madre y es con la que más necesita estar, no lo dudo, pero yo notaba que había llegado al límite de mis posibilidades, que ella necesitaba más y la notaba frustrada, algunas pensaréis necesitaba más atención tuya, yo estaba todo el día con ella, jugando, cantándola, pintando…pero no era suficiente. No es el mejor sitio, no…pero tampoco es malo. Mi experiencia: Vega está encantada (no tuvimos adaptación, porque el primer día que fuímos a recogerla a la hora de estar allí, nos cogió a su padre y a mí y nos empujaba de forma cariñosa, no empujón brusco para que nos fuéramos, porque no se quería ir, estaba feliz en el patio, jugando en una caseta). Ningún lloro, ningún trauma, y afortunadamente, sólo se ha puesto mala una vez, nunca me han llamado para que vaya a buscarla. Así que, viéndola feliz, yo estoy feliz, que para mí es lo que importa.

    Un besazo

  8. Yo sí que conozco a un niño al que ojalá hubieran llevado a la guardería. Un niño que llegó al cole y no sabía interactuar con otros y que ahora con más de cinco años es incapaz de jugar sin hacer trampas y se traumatiza si pierde. ¿ Por qué? Porque en sus primeros años de vida su madre no le sacó ni a la puerta de la calle. Yo ceo que las guarderías no sin necesarias, pero siempre y cuando se entablen relaciones con otros padres y otros niños en grupos de crianza, parques, actividades…

  9. Me ha encanto leer tu post porque empezaba a pensar que soy un bicho raro.
    Yo aún estoy embarazada y no tengo intención de llevar a mi bebe a la guardería, creo que se puede sociabilizar en más sitios además de en la guardería y lo de que así “aprenden” más, sinceramente, no me preocupa lo más mínimo lo que pueda aprender un niño de un año. Ya tendrá tiempo de aprender durante toda su etapa escolar, que bastantes años son.
    Vamos que si todo va como espero mi niño (o niña que aún no sabemos que es) no pisará una guardería porque afortunadamente no va a ser necesario.

  10. Yo creo que hasta que no saben defenderse (no atacar !!) debería de estar hasta prohibido, en mi caso estaban los abuelos, pero si no hubiera podido contar con ellos, hubiera buscado “abuelos canguro” No es solo socializar, es también no tener horarios ni para comer ni para dormir y tener siempre unos brazos cerca para achucharlos un poco si hace falta.

  11. Bones!
    Entendràs que avui no estigui del tot d’acord amb tu… jeje. Estic molt d’acord amb Jeza Bel. primer de tot, una cosa són guarderies i una altre, les escoles infantils (escoles bressol, escoletes, bressoles o llars d’infants). I no només són diferents per metodologia i objectius, també difereixen en la normativa que han de seguir.
    I què t’he de dir? Desde fa més de 10 anys he vist infants i famílies molt diferents. N’he vist que han arribat a l’escola sense passar per l’escola bressol i no han tingut cap problema; altres que ho han passat fatal en la familiarització amb l’escola. La necessitat d’aquest servei educatiu rau en cada família. No deixa de ser un punt de suport per els pares i mares, que sovint ens demanen consell o simplement ens expliquen com se senten i es reconforten en ser escoltats i compresos.
    Per una altra banda, l’escoleta vetlla per la igualtat d’oportunitats. Hi ha famílies que no poden, no volen o no saben per manca de recursos (no només econòmics) satisfer totes les necessitats bàsiques dels infants (que no es limiten a l’alimentació i la higiene, com ja sabreu). En aquests casos, l’escola bressol actua donant a l’infant el que necessita (joc -amb ell ho aprenen tot-, experiències, conèixer el que els envolta i ells mateixos) i orientant i donant suport a la família en aquest sentit. I l’afectivitat segura i el respecte a l’infant són fonamentals.
    Podríem parlar també dels beneficis en nens amb necessitats educatives especials, infants nouvinguts…
    Comprenc que hi ha qui és molt capaç de donar-li tot al seu fill i que té temps per oferir-li tot el que li cal però, per desgràcia no tothom es troba en aquesta situació.
    Sobre els avis us diré que cada vegada els avis són més grans (criem més tard) i sovint es veuen “estampes” en que cal patir més per l’assistència a l’avi que no pas a l’infant que acompanya.
    No és just que et critiquin per no haver portat la Mar a l’escola però tampoc és just que es privi un infant d’anar-hi i gaudir-ne, per quedar-se amb els avis: de la trona al bressol i del bressol al cotxet, perquè, pobres, ja no poden amb la seva ànima.
    Estic totalment d’acord, però, en que cal una conciliació real i que hi ha infants que hi passen massa hores. Els i les qui treballem en aquest món en som plenament conscients i ho defensem. Cal un canvi social, econòmic i polític.

    Jo vaig anar a l’escola i no ho canviaria. Mar, quan sigui gran, segur que dirà que no hi va anar i tampoc ho canviaria. Tant feliç serà ella com ho sóc jo.

    Em podria extendre més però no és plan… 😉

    Una abraçada,

    Laia

  12. Me ha venido tu post!!no sabes lo bien que me ha venido!!!
    Mi hija tiene casi dos años,y no va a la guarderia,aunque no sé si es pronto para describirla como timida,creo que si, que lo es,no da besos a todo el mundo(yo tampoco la obligo).
    Desde hace unos dias,en cuanto se le acerca un niño en el parque llora desconsolada y se abraza a mi;en casa con el amigo de mi amiga,lo mismo;ayer estuvimos en un cumple,y se pasó todo el rato con nosotros,se lo pasó bien,pero lloró según una niña se acercó para darla un beso.
    Me imagino que sea una etapa,que ya se le pasará,pero me da penuca,espero que pase pronto,perdón por el rollo,y gracias por el post,me has ayudado mucho

  13. Quantes vegades hauré sentit això de la socialització…
    La menuda tampoc ha anat a escoleta i ja fa temps que ha començat a interactuar amb altres nins i ho fa millor que molts que han anat a escoleta.

    Una abraçada!

  14. Yo también pienso que no es lo ideal, mi peque tiene 2 años y medio y tampoco va a escoleta ni guardería,y sin embargo es muy sociable, de echo una cosa que me sorprende es que sí que interactua y juega con otros niños desde muy pequeño (unos 15 meses o así) pero siempre con niños más mayores y nunca con niños de su edad, con los de su edad empezó a relacionarse cerca de los 2 años, y casi siempre es para quitarse un juguete o enfadarse porque le quitan el suyo, y poco después empezó a prestar atención a niños más pequeños los mima, les da la manita para que anden, les dice cositas. Me parece curioso aunque tiene su lógica, le gusta aprender de los mayores y enseñar a los pequeños pero con los de su edad no se entiende, quizás el fallo de las guarderías sea que suele haber demasiados niños de un grupo de edad muy homogeneo. Tal vez si fueran grupos más reducidos pero más variados serían más enriquecedores. Tal vez me equivoco, pero deberíais ver los grupos tan divertidos que se forman en nuestro parque, uno de 11 otro de 8 una de 5 el mío de dos y un bebote de 1, son una pasada 😉

Deja un comentario