Ha llegado la hora de volver a trabajar, mi pequeño tiene 6 meses y aunque me encantaría poder quedarme en casa con él (también con mi niña) la situación económica me empuja a encontrar algo ya.

Estos días he estado mandando currículums y aunque me ha salido una oferta muy interesante, estoy esperando que me la confirmen y sigo abierta a nuevas ofertas y entrevistas.

Soy cocinera, tengo un buen currículum, buenas referencias y muchos conocidos en el gremio, así que por lo general encontrar trabajo nunca ha supuesto un problema, pero visto como está la situación laboral actual da un poco de miedito.

El caso es que este medio día, a eso de la una he recibido una llamada, que me ha pillado con el sacaleches enchufado y mi pequeña dando saltos.

Os transcribo la conversación:

-Hola, hemos recibido un curriculum tuyo, puedes venir a las 16’00 a una entrevista?

Me he quedado pensando… A las 4?? Faltan 3 horas, qué hago con los niños? Mi madre? La vecina?? Le he dicho:

-Me das 10 minutos y te lo confirmo? Tengo que ver si puedo dejar a los niños en algún sitio…

– No te preocupes, estoy haciendo entrevistas, si en unos días no tengo a nadie te vuelvo a llamar.

Mmmm vale…

Me he quedado con el teléfono en la mano y cara de tonta. Vale? Como que vale??

Al minuto de colgar ya me estaba dando cabezazos, con ganas de llamarla y decirle que eso es discriminación, que soy igualmente válida aunque tenga hijos, que no puede concertar una entrevista con 3 horas de antelación, que mi tiempo también tiene valor, que tengo una vida, que no estamos a su merced.

Es cierto que no ha sido muy inteligente nombrar a los niños, pero es que yo NO he hecho nada mal, es que tengo hijos, es algo que no puedo obviar.

Y que si las medidas de conciliación en este país fueran reales esta discriminación no se produciría.

Si tuviéramos leyes que permitieran faltar al trabajo cunado un niño enferma, asistir a las reuniones escolares, hoarios racionales, bajas ma/paternales más largas…

Es que los niños son nuestro futuro señores, no son un estorbo, no deberían ser un handicap, necesitan de nuestro tiempo y nuestra atención.

Y sobretodo me escandaliza saber que me niegan un empleo por tener hijos. Nunca he faltado al trabajo porque mis hijos hayan estado enfermos (mal que me pese me he buscado la vida para no faltar), nunca he flatado para llevarlos a sus revisiones médicas ( simepre he podido/tenido que delegar esta tarea en otra persona), nunca he llegado tarde (aunque hubiera pasado una noche de perros con niña enferma y durmiendo 3 horas).

Y repito, si las leyes nos ampararan todas estas situaciones tan normales y habituales cuando se tienen hijos no importarían, y en ninguna entrevista te preguntarían si tienes hijos, no le darían importancia ninguna.

Harta de que se nos discrimine por tener hijos, o por tener edad de tenerlos.

A nuestros maridos les preguntan si tienen hijos en las entrevistas??

Me temo que no, pero ese es otro tema corresponsablidad, si tanto padres como madres se hicieran cargo de estas cosas otro gallo cantaría, pero de esto hablaré en otro post.

Os han discriminado por ser madres o padres??

 

1419115_73687866

 

11 Comments on Discriminación laboral por maternidad?

  1. Estoy tan harta de escuchar injusticias así… (y de vivirlas en mi propia carne también).
    Harta, indignada, cabreada, todos los “-ada” que puedas imaginar.
    ¿En qué narices están pensando? ¿no son los niños el futuro? ¿no piensan ser padres jamás ellos? ¿no disfrutaron de sus padres cuando fueron niños? ¿o no les hubiera gustado?
    Te doy todo mi apoyo, aunque sea virtual… Y mucho ánimo, porque seguro encontrarás personas normales que te valoren por lo que realmente deberían, tu profesionalidad.
    Un abrazo

  2. Si, me han discriminado. Cinco años en un cargo de responsabilidad en una empresa, y una semana antes de reincorporarme de la baja maternal (recién aprobada la nueva reforma laboral del PP), me comunican cambio de puesto (a telefonista) y cambio de salario a menos de la mitad. Conseguí 40 días por año de indemnización y dos años de paro. Si eso no es discriminación…

    • Madre mía, escucho muchísimos casos como el tuyo, es escandaloso, no sé si conoces la plataforma de la que formo parte: Conciliación Real Ya, si no lo has hecho te animo a unirte, luchamos por la conciliación y para dar voz a gente como tú. Un abrazo enorme!

  3. Pues desgraciadamente si me han discriminado. Una vez, en una entrevista para un puesto bastante interesante de manager, me preguntaron si tenia hijos y le dije que sí, una niña de 1 año entonces. Entonces sonrió con cara de ay qué monada y me dijo, “creo entonces que este puesto no es para ti porque exige mucho tiempo y tú querrás estar con tu niña”. A cuadros me quedé. Antes de eso me dijo que mi perfil era perfecto para el puesto.

    Mucha suerte en tu búsqueda de empleo!

  4. Yo tengo pendiente el post de mi experiencia personal, que he vivido los últimos meses, pero estoy esperando a tenerlo superado para escribirlo fríamente y no dejándome llevar por las emociones. Pero a mí me destituyeron de mi puesto al volver de mi maternidad.
    Conclusión: en estos momentos soy una de las personas que forman los seis millones de parados

    Que tengas mucha suerte

    • Mucho ánimo, te animo a que lo escribas, a hacer visible este problema tan común y tan “escondido”, supongo que conoces Conciliación Real Ya, si no es así, te invito a unirte a nosotros. Un beso!

  5. Mira, entiendo tu bronca, pero la verdad el modo en que te pidieron la entrevista me parece una total falta de respeto, con hijos o sin hijos. ¿Con qué derecho manejan así tu vida, pidiéndote con 3 hs de anticipación (que no es nada) una entrevista? Aunque no tuvieras hijos! Perdón que lo diga así, pero yo creo que mejor que no pudo concretarse, porque yo creo que si conseguías el trabajo, esta misma falta de respeto ibas a tener en tu día a día.
    Al margen de eso, una vez me pasó algo parecido. Yo también estaba buscando trabajo, pasé una serie de entrevistas, y cuando llegué a las psicólogas, me dijeron “y quién cuidará tu hijo?” (soy mamá sola y en ese momento mi niño no tenía ni un año y medio) y les dije la verdad “mi madre, y cuando mi madre no pueda su empleada”. No me llamaron más…
    Más allá de la desesperación, te mereces un trabajo donde te respeten tus tiempos, tengas hijos o no. Y me despido con un “lo imposible solo demora un poco más”.

    • Sí, tienes toda la razón, no se concerta una cita con 3 horas de antelación, ni aunque no tuviera hijos, tengo una vida. Pero para ellos somos numeros o máquinas de producir. Un abrazo!

  6. Sí. En mi anterior trabajo. Cuando volví de la baja maternal de mi primera hija me bajaron de puesto. Y después de la baja de mi segunda hija me despidieron…

Deja un comentario