Hoy os traigo una receta, es una receta especial pq es la tarta de cumpleaños que se hace en mi familia en los cumpleaños desde hace muchos años, mi abuela se la hacía a mi madre, mi madre a mi y ahora yo se la hago a mi hija.
Es una tarta diferente y muy rica, y no es nada complicada de hacer.

Ingredientes:

Galletas Petit Río
Café
Mantequilla/Margarina
Mermelada
Nocilla
Nata
Chocolate negro para fundir

Preparación:

Forramos una bandeja cuadrada o rectangular de papel de plata.
Hacemos dos cafeteras (dependerá del tamaño de la tarta, yo esta vez he usado 3 cafeteras grandes) y ponemos el café en un bol o plato hondo. Le añadimos un chorrito de coñac.
Como esta tarta era para un cumpleaños infantil yo la hice con café descafeinado y sustutuí el coñac por un poquito de leche para rebajarle el sabor al café.
Cuando el café esté frío mojamos las galletas una a una.
Es muy importante que las galletas no queden muy húmedas, si no la tarta se deshará y quedará como una papilla, pero tampoco deben quedar demasiado secas.
Vamos poniendo las galletas en la bandeja cubriendo la base.
Truco importante: Si la primera capa de galletas las colocáis en horizontal, la segunda colocarla en vertical y así succesivamente, si no la tarta se abre.
Una vez esté toda la base cubierta ponemos una capa de mermelada, esta vez yo la puse de melocotón, pero podéis usar cualquier mermelada que tengáis en casa.
Repetimos el proceso de mojar las galletas y hacemos otra capa.
Esta vez pondremos por ejemplo mantequilla (digo por ejemplo pq el orden en que coloquéis los rellenos no tiene importancia) yo suelo poner la mantequilla y la nocilla antes en un bol unos segundos en el microondas, sólo unos segundos para que se ablande un poco y al untarla en las galletas no las arrastre (tened en cuenta que al estar las galletas húmedas se rompen fácilmente).
Volvemos a cubrir con galletas, luego rellenamos con una capa de nocilla.
Y así succesivamente hasta que tengáis la altura de tarta que queréis, yo suelo hacer seis capas, dos por cada relleno.
Es una tarta que llena mucho, así que las raciones suelen ser pequeñas con lo que no necesitáis hacer una tarta muy grande.
En cuanto a los rellenos en mi casa siempre se le ha puesto mermelada, mantequilla, nocilla y membrillo, a mi como el membrillo no me gusta lo suprimo, pero podéis rellenarla con cualquier cosa que se os ocurra.
Para terminar ponemos en el fuego chocolate negro para fundir con un poco de mantequilla y un chorrito de nata, cuando esté todo fundido y ligado cubrimos la tarta.
Si queréis adornarla con algo (yo suelo usar lacasitos, fideos de colores, bolitas de colores, etc para hacer dibujos) es el momento.
Necesita unas horas de nevera para que tanto la cobertura, como la tarta cojan consistencia (a mi incluso me gusta más de un día para otro)
Soy un desastre, ayer quería hacerle una foto a la tarta y se me olvidó, os la enseño de lejos mientras mi hija soplaba. Espero que la disfrutéis!

 

6 Comments on Tarta de cumpleaños especial

  1. Gracias mi niña linda por compartir tu receta tradicional. Suena fácil de preparar… ya sabes que yo para postres y pastelería soy un desastre y por eso te admiro en tu labor.

    Me encanta la cara de “y la vela como funciona?” de Mar.

    Un besito.

Deja un comentario