Hace tiempo que vengo pensando en hacer una sección especial para las “Perlitas de mis peques” y es que desde que Mar habla en esta casa no hay quien se aburra…
Serán entradas muy cortitas, con una simple frase, para reirnos un rato, relexionar con su lógica aplastante y sobretodo para que queden guardadas para la posteridad (mi memoria falla mucho últimamente)
Aquí os dejo la primera:
El viernes Mar no quiso echar siesta aunque estaba muerta de sueño, no paraba de rascarse los ojos y estaba de muy mal humor.
Tuvimos una tarde complicada, de rabietas, gritos, llantos, pataletas… Nada le iba bien.
Cuando dieron las 9 mi paciencia estaba agotándose y Mar cada vez estaba más malhumorada.
La cogí en volandas y la llevé a la cama, por el pasillo ella iba chillando y llorando: A la cama nooooo!!!
Yo por mi parte lloraba en silencio, de cansancio, nervios, desesperación…
La solté en la cama y levantó la cabeza para mirarme, al ver que yo lloraba ella paró en seguida y me dijo:
-Mamá no llores, no te rindas, estamos juntas!
Nos abrazamos y nos dimos besos y le expliqué que solo estaba cansada, que no era su culpa…
Y así abrazadas se durmió y yo pensé en el inmenso poder sanador que tienen los hijos con sus palabras y sus gestos.

16 comments on “¡Mamá no te rindas!”

  1. Qué ganas tengo de que el rubio empiece a soltar perlitas por su linda boca! Si ya sin hablar nos hacen sacar fuerzas y sonrisas hasta cuando pensamos que es imposible, no quiero ni pensar cuando hable…
    Mar está preciosa, guapa! Y esa respuesta… Pa’ comérsela entera!! Besos, preciosas! 🙂

  2. es para comersela…me ha dejado muerta con lo de “estamos juntas”. Peluchin tiene tb unas arrancadas tremendas (tienen casi la misma edad) , voy escribiendo alguna para el recuerdo porque al dia siguiente muchas se me han olvidado…:(.
    Bicos y fuerza.

  3. Oooohhh!! Es como que de golpe, se te pasa todo el cansancio y la mala leche,no? Esas “perlas” lo curan todo! Vengo, recomendada por Mo, de blogueando de mi peque y otras cosas, y si no te importa, por aquí me quedo! Un besin!

Deja un comentario