Cuando empecé a escribir este blog no tenía seguidores, poco a poco fui tejiendo con él un círculo de mamis-amigas, hablaba de mi vida, de mi día a día, de mis sentimientos, de mis preocupaciones, de mi forma de ver el mundo, de emociones, miedos, angustias, alegrías…
Era para mí un rinconcito cálido y seguro dónde refugiarme, donde poder escupir lo que sentía, donde sacar mis demonios, donde expresarme sin miedo.
Ahora, 2 años después tengo 229 seguidores en el blog, más de 500 en Facebook y más de 1300 en Twitter y en algún punto de este camino me he perdido a mi misma.
No sé si por la “presión” de saber que me lee tanta gente, pero me cuesta escribir, me cuesta encontrar temas, me da la impresión de que contaros mis aventuras y desventuras os va a aburrir.
Pero soy consciente de que nunca seré una gran bloguera, una experta en lactancia, o en crianza, o en porteo, a mi lo que se me da bien es desnudarme, hablar con el corazón y hace mucho que lo dejé de lado no se por que razón.
Hace tiempo que no me siento a escribir una entrada y lloro mientras lo hago, hace tiempo que no me emociono escribiendo y esa, sólo esa era mi esencia.
Estoy en el camino de reencontrarme, me da igual si me leéis 20 que 500, pero necesito recuperar este espacio tan mío, mi particular terapia, mi catarsis, necesito volver a la senda que un día abandoné y volver a ser Ira, emocionada, emocionante, revolucionaria, dulce, insegura, tierna, llena de miedos, llena también de certidumbres y seguridades, necesito encontrarme con este yo que me llenaba de paz.
No sé si lo conseguiré, ni siquiera sé si esa soy yo o ya soy otra persona muy diferente de la que empezó a escribir este blog hace más de dos años.
Caminante no hay camino, se hace camino al andar…

30 comments on “Buscando mi esencia”

  1. Pues a mí me enganchaste con “madre imperfecta”, que creo que es bastante más de ahora que de tus inicios… Así que no sientas la presión. Sigues siendo tú, sólo que dos años después, y en ese tiempo, la vida corre, nos cambia, cambia nuestro alrededor y sus circunstancias, que son las nuestras… Y en ese devenir de acontecimientos, tenemos rachas, subidas y bajadas… Estamos en la vagoneta de una montaña rusa… Y hemos de poder permitirnos no ser constantes, no estar siempre para el resto y necesitar nuestro rincón íntimo, el de “para adentro”, sin tener que dar explicaciones…
    Deseo que encuentres tu espacio de nuevo. Mientras, yo te seguiré leyendo si escribes. Y admirándote, lo hagas o no.
    Un abrazo grande.
    Noni

  2. Ostras si eres una gran blogera!!! Recuerdo cuando tenía a un bebé todo el día en la teta, sin saber si eso era normal ya que no conocía a ninguna mujer que hubiera amamantado a demanda y me puse buscar en la red, me topé con tu blog, con en minúsculas, con tenemos tetas, con sarai y con muchas otras mamás que contaban sus experiencias y que tanto me ayudó leeros en esos momentos de dudas.

    Un beso

    • Jajajaja gracias! Te has pasao! Ya me gustaría a mi poder meterme en el mismo cajón que las grandes Ileana Medina, Myriam Moya y Sarai Llamas!! Jejejeje aunque me alegra haberte ayudado en algo. Un besote!

  3. Te sigo desde hace tiempo y veo tu misma esencia en cada una de tus entradas. Si que es verdad que has cambiado, pero es que tu vida ha cambiado muchisimos sobre todo en los ultimos meses. Pero sigo viendo esa mama imperfecta de dos peques maravillosos que disfruta cada dia con ellos.
    Muchos besoss guapa!

  4. Tu esencia sigue ahí, se lee en cada letra que escribes, si bien las circunstancias son un tanto diferentes y tu esencia está más centrada hacia tus amores.
    Esto a veces no nos deja pensar si estamos tristes, alegres, emocionadas.
    Date tiempo, en nada alguna lágrima volverá a mojar una tecla y volverás a encontrarte.
    Besos.

  5. Date el tiempo que necesites. Lo fundamental es lo que tú dices, y por lo que yo empecé también mi blog: para poder sacar todo lo que te va pasando por la cabeza. No se trata de llenar de entradas forzadas solo porque la gente te lee. Al ervés, escribe cuando lo sientas, y será entonces cuando la gente estará encantada de leerte, porque te sale de dentro. Yo te acabo de descubrir y poenso quedarme. Cuando escribas estaré encantada de leerte y compartir cosas contigo. ¡Un abrazo! (Menuda Manada=

  6. Hay momentos que nuestros blogs se nos van de las manos, pero lo importante es que nos apetezca a cada una escribir, contar lo que nos apetezca, sin pensar en si gustará o no…. Lo importante somos nosotras. Si necesitas un tiempo para encontrarte… cogetelo…. aqui estaremos preparadas para leerte cuando vuelvas…

Deja un comentario