Hace ya un tiempo escribí un post llamado Teta vs Biberón y hace unos días volví a compartirlo en facebook.
Las dos veces me ha sorprendido muchísimo la cantidad de comentarios de madres que aseguran haberse sentido atacadas por no haber podido o querido dar el pecho.
Yo quiero pensar que las madres que defendemos la lactancia materna no atacamos, que defender la lactancia materna que de verdad es lo mejor no supone ningún ataque a las madres que por la razón que sea han dado biberón, pq cuando yo digo que la lactancia materna es lo mejor que puede dársele a un hijo estoy hablando de una verdad demostrada científicamente, no te estoy atacando ni insultando pq tú no pudieras o no quisieras amamantar.
Os propongo un ejercicio de reflexión, de sinceridad, de verdad verdadera…
Las defensoras de la lactancia materna: Responded con el corazón, creéis que habéis tenido actitudes atacantes?? Os habéis sentido mejores madres por amamantar?
Las que han dado lactancia artificial: De verdad os han atacado? O es quizás parte de un sentimiento de culpa por esa espinita clavada que tantas comentáis??
Por mi parte os dejo mi confesión:
Yo sí reconozco que al principio me sentía muy muy orgullosa de dar pecho, de haberme informado, de no haber desistido y sí pensaba que quizás otras mujeres no habían sido suficientemente fuertes, o insistentes…
No contaba con que mis lactancias han sido fáciles y estupendas, con la desinformación o la mala información recibida por parte de profesionales, etc…
Con el tiempo mi posicionamiento ha cambiado mucho, supongo que mi nivel de tolerancia y respeto también…
Por otra parte creo que nunca he atacado ni menospreciado a alguien por dar biberón, siempre he intentado defender la lactancia materna por sus beneficios que son muchísimos sin necesidad de atacar a quién decide dar biberón.
Y si alguien se ha sentido atacado os aseguro que por mi parte no había intención ninguna.
Yo como madre lactante me he sentido atacada en muchas ocasiones también, porque mi hija es muy mayor para tomar teta, por dar teta embarazada, por dar teta a dos niños a la vez… Y muchas veces reconozco que no era un ataque sino curiosidad, la gente pregunta pq no es lo habitual, otras veces sí, me he sentido atacada e insultada…
Me interesa mucho vuestra opinión, pero tiene que ser sincera, con la mano en el corazón por ambas partes.

19 comments on “Atacadas y atacantes”

  1. No creo que defender algo natural sea atacar a nadie, amamanto a mi hijo de casi 4 años y jamas he tenido la intencion de atacar o cuestionar a las madres que no pueden o no quieren hacerlo con sus hijos.
    Por otra parte yo si que he tenido que soportar criticas por dar pecho a un niño de esta edad. Me he sentido atacada.

    • Yo también me he sentido atacada en ocasiones por dar pecho, pero muchas de ellas más que ataques eran preguntas por curiosidad, a veces estamos a la que salta… Otras sí que han sido ataques en toda regla… Gracias por comentar!

  2. Ira, mi bebe estubo 6 dias en neonatos, me peleé con muchas auxiliares, pq no me lo querian dar para ponermelo en el pecho. ( Les parecía una tonteria, pues yo me sacaba la leche y ellas se la daban. A veces no se la daban, le daban preparada. Menudos cabreos me pillaba yo).
    Bueno, lo que quiero decirte, es q luche mucho para q mi bebe mamara, puesto q se habia acostumbrado al biberon. Pero lo conseguí, y me siento muy orgullosa por ello. Para mi, es la mejor alimentación, el 1er año de vida. Si no se puede pues…no se puede. Pero hay q luchar por lo mejor para ellos. Ademas es una esperiencia preciosa…
    Besos guapa.

  3. Mira, como madre que ha dado el biberón yo sí me sentí atacada, no eprsonalmente pero cuando una madre defiende la lactancia lo hace de una forma que sataniza el dar el biberón. Luego corren textos por ahí un poco jocosos de “trece cosas que puedes hacer para que tu lactancia fracase”, mira sé que no está diciendo directamente que las madres que terminamos dando biberón por x o por b seamos unas fracasadas pero el mismo título lo dice.
    Luego hay mamás que sí, se sienten mejor por dar el pecho, por haber podido dar de mamar y que sueltan perlas que he tenido que leer en plan “el biberón es otra forma de maltrato infantil” (o algo por el estilo, no recuerdo las palabras exactas).
    Ninguna madre que haya leído yo hasta ahora, ha hablado de la lactancia de una forma tan neutral como para que una madre que da el biberón (o sea, yo, por ejemplo) se sienta bien después de hacerlo.
    Porque muchas madres que hablan de la lactancia parten de la premisa que TODAS las demás que hemos dado biberón ha sido por desinformación y porque no nos hemos rodeado de la gente indicada, cuando por ejemplo en mi caso eso no ha sido así para nada.
    Muchas madres no creo que sean conscientes que cuando escriben hay muchas madres que llegan a sus blogs y leen sus artículos en busca de un poco de ayuda, y sobre todo consuelo y lo que se encuentran es totalmente lo contrario.
    No te dan una alternativa, por ejemplo la lactancia seca, no te dicen que el dar el biberón se puede hacer con el mismo amor y calor que el dar el pecho si no que te dicen que “dar el pecho es más que leche y que es una conexión que no puedes tener al dar el biberón”… vale, sí, es verdad pero eso es muy ambiguo a la hora de entenderlo porque si no le doy el pecho, no tengo esa conexión con mi hijo y por ende… puedo ser una mala madre por no darle el pecho… que darle el biberón puede que tu hijo esté más enfermo y bla bla bla. Pues mira, es todo tan subjetivo sobre los pros y los contras… pero nadie tiene que dudar que la teta es el alimento de los bebés, ni el mejor, ni el más saludable… no, es el alimento de los bebés.
    Yo creo que es un tema muy delicado y que se tiene que tomar con mucho cuidado. Y he llegado a esta conclusión después de dos años, de haberme sentido fatal por no poder dar de mamar a mi hija, de haberla rechazado porque no quería mamar, de sentirme inutil porque mis pechos no producían leche (y no lo dijo la vecina del quinto, lo dijo un profesional) y después de haber dado de mamar a mi hija durante 24 meses y lo que nos queda sin que me salga nada de leche y el alimento a través de biberón durante el tiempo que se necesitó.
    Esostodo.

    • Diana leí tu entrada sobre la lactancia seca y me pareció interesantísima. Por otra parte hablo de desinformación pq suele ser el principal motivo de fracaso en las lactancias, aunque evidentemente hay otros motivos y deduzco (quizás me equivoque) que en tu caso fue una hipogalctia, que es cierto que existe, pero hay poca incidencia.
      En mi caso y no puedo hablar por otras personas nunca me he dirigido despectivamente a una madre que no ha dado pecho, nunca me he sentido mejor madre por darlo, nunca he atacado abiertamente (aunque reconozco que interiormente si pueda haberlo pensado.
      Mi mejor amiga decidió no dar pecho, se tomó la pastillita nada más salir del paritorio y nunca le he hecho siquiera un comentario, mis amigas saben que yo doy teta, saben que si tienen dudas pueden preguntarme, yo nunca les toco el tema, ni les doy consejos si no los piden.
      Siento que haya este abismo entre madres, me parece muy muy triste… Un abrazo!

    • Yo también lo siento, Ira. Es muy penoso que un tema tan interesante como la lactancia sea tema de disputas entre nosotras.
      En tu caso, te sigo desde hace tiempo, nunca leí nada que yo hubiera entendido como ofensivo, pero no es el caso de todas esas madres que defienden la lactancia materna que parece que se comen a las demás.

    • Diana, Ira, que ayer intenté contestar y no pude!!.

      Diana, chapeu por tu comentario-post. Me ha encantado!

      Yo di pecho 15 meses. Por un lado tenía a la gente que me decía: aún le das? dale biberón que tiene hambre, esta niña es muy menuda y necesita un complemento… y por otro: sigue con el pecho, es lo mejor, las madres que no lo dan es porque no son sacrificadas… He de decir que por un lado me sentí presionada y durante un mes le di un complemento alimenticio a mi hija pero por otro sabía que le quería dar el pecho y aún no sé porqué porque nunca me planteé cuánto tiempo. Se dio sólo. Y como se da una cosa, dar el pecho, se da la otra, dar biberón.

      Yo soy niña de biberón y no conozco a mejor madre que la mía, ni más cariñosa, ni más comprensiva ni más amorosa ni más sacrificada. Por otro lado, yo le di pecho a mi hija hasta que dije: basta, o ella o yo porque llegó un momento que fue un sin vivir. Le di pecho hasta que ya no fue un “gusto” dárselo (sin contar el estres del principio).

      Yo si he visto madres que dan LM y han “criticado” u opinado con rintintín de las que no lo hacen pero también he escuchado a madres que no han dado pecho decir que las que lo damos (sobretodo más de 3 meses) somos una hippies, no educamos bien a nuestros hijos porque los consientimos mucho…

      Yo soy de las que piensa que dar el pecho es lo mejor para EL NIÑO, no porque se le dé de mamar sino por la LECHE en sí ya que nunca se podrá intoxicar, intolerar… pero por otro lado, cada vez respeto más a las que optan por el biberón, porqué? porque cada cual hace lo que va mejor o lo que puede aguantar…

      Yo he de confesar que durante un tiempo sí me sentí mejor madre por dar el pecho y no el biberón, una gilipollez sí y más siendo yo niña-biberón. Yo recomiendo a todo el mundo que dé el pecho pero, echando la vista atrás, puedo entender que haya madres que no quieran, no puedan o lo que sea. Aunque también me he sentido “juzgada” por madres que dan el pecho por confesar que la lactancia es muy esclavo, y lo es guste o no.

      Como todo en esta vida, las cosas que hacemos son culturales. Yo conozco a una chica que tiene clarísimo que no dará pecho pero sí quiere tener hijos. Pues nada, es una opción. SI de lo que se trata es de tener la opción de elegir, ahí radica la LIBERTAD.

      Si mi hija hubiera dormido mejor o no la hubiera tenido hasta 4 horas seguidas en la teta, tal vez hubiera continuado dando el pecho.

      Soy de las que piensa que no se debe criticar a las madres que dan biberón pero tampoco, y no me negarás Diana que se hace, se critique a un madre porque le da el pecho a su hijo con 5 años.

      Pienso, aunque tal vez me equivoque, que las que dan biberón, muy dentro de ellas, se lamentan de no haber dado pecho (por el motivo que sea) al igual que creo, que muy dentro de las que dan pecho, si se sienten mejores madres. Pero lo importante es que nuestros hijos estén sanos y darles lo mejor que uno le puede dar, AMOR. Y en eso no hay ni tetas ni biberones!

      Un saludo a todas! RESPETO!!!!

    • Se critica todo, a mi me parece fenomenal que la lactancia se alargue hasta cuando a ambos dos les de la gana, es lo mejor!
      A mi lo que me da pena es que se trate la lactancia materna o la artificial como dos opciones, cuando de buenas a primeras tendríamos que tener claro que el alimento de los bebés es la leche materna y que cuando no se puede pues se de biberón… o sea, el biberón se tendría que ver como un recurso y no como una opción. Pero eso ya es tarde porque nos han vendido la moto desde hace muchos años y con eso de la supuesta liberación de la mujer el biberón ha pasado a un plano muy importante y a ser una opción más que una ayuda.
      Eso es otro tema, pero siento que haya madres que se metan en la lactancia de otras, sea de LM a LA o al revés… me parece patético (con el deje de Tamara-Ambar-Yurena-etc.) .

  4. No sabes cómo te agradezco la oportunidad de hablar libremente, sin tapujos de la L.A.sin criminalizarla. Soy madre de tres soles, sanísimos y que nacieron con un apetito insaciable. Mis hijos clamaban al cielo por comida, fuera teta, biberón o ambos dos. Mis dos mayores son mellizos, me asesoraron muy bien pero mi pecho no era suficiente aún cuando me extraía hasta 200ml de leche de cada tetada. Siempre andaban pidiendo comer más. Uno nació con 2800g y la otra con 1500g. A los dos meses tuve q optar por L.A.y a los tres y medio ya tuve que dar cereales. Y siguen igual con 8años q tienen. Comen como limas y tienen un peso correcto. Son niños de mucha vida y son de muy buen comer. La pequeña nació muy nerviosa y a los dos días tenía pezones sangrantes y durante dos meses visité a las matronas experimentadas del hospital. Me atendieron bien y me informaron pero mi hija se aferraba a mi pecho lleno con ansiedad, se le escapaba el pezón, se desesperaba pq no podía comer, me volvía a coger el pezón y así podíamos estar hasta 20 minutos sin conseguir nada. Me compré pezoneras pero nada mejoró. Ni los masajes ni paños ayudaron. Mi hija lloraba de hambre y no conseguía vaciar ese pecho lleno y dolorida. Decidí comprar un sacaleches y vaciarme el pecho. Eso mejoró un poco el panorama porque mi pecho no dolía y mi hija comía con más tranquilidad pero a los dos meses de luchar, con dos mellizos mayores y sin ayuda física para aguantar una lactancia a demanda y las tareas del hogar decidí optar por el biberón y poner orden emocional y horario a mi vida y la de mis hijos. Mi pareja me apoyó mucho siempre y por fin pudimos compartir la alimentación de los niños. A partir de entonces todo fue a mejor y empezamos a disfrutar de mi pequeña. Yo no he disfrutado nunca de una tetada; los mayores siempre lloraban pidiendo más y la pequeña se desesperaba pq no podía controlar el pecho. Soy persona con mucha paciencia y siempre había creído en la L.M.pero está claro q a mis hijos nunca les funcionó. El biberón fue mi salvación pero a partir de entonces empecé a sentirme juzgada y atacada por los defensores a ultranza de la L.M. Todo el mundo decía q tenía q hacer. Yo lo intenté con todas mis fuerzas pero no tuve éxito. En cambio disfruté con cada biberón que di pq mis hijos estaban satisfechos y tranquilos. Además nunca tuvieron cólicos. ¿Se puede pedir más? Ahora q ha pasado el tiempo sigo pensando q hice lo correcto y q todos ganamos calidad de vida. El apego q tienen conmigo es excelente y tenemos una relación sana y distendida. Son unos niños cariñosos, felices y saludables así q estoy contenta por haber hecho lo q hice. Aún así siempre animo a las mamás a dar el pecho es lo más natural pero aceptando que el plan B puede ser tan bueno como el A.

  5. Medina Borrás Yo también creo que no se trata de una cuestión de “ataques”, sino de decisiones y de estar segura y tranquila con lo que una hace teniendo en cuenta que, tratándose de nuestr@s hij@s, toda decisión se toma desde el corazón. Yo con mi hija y ahora con mi pequeño opté po la lactancia materna, porque me parece un regalo, para ell@s y para mí. Por todo. Por lo que implica en cuanto a defensas y por el momento íntimo, especial y único que se crea. Es mágico. De hecho, acaba de terminar mi baja maternal, y mi sacaleches es mi tercer brazo, va conmigo al cole (soy maestra), porque así la única toma que le da mi marido que es la del almuerzo, es de mi leche. Y el resto de tomas, “teta”!!! Quien decide no dar pecho, o simplemente quien no puede por motivos puramente fisiológicos… no debe sentirse atacada o menospreciada, sino segura de sí misma y de su decisión, o en el segundo caso, tranquila porque el amor no debe ir condicionado al “recipiente” de comida. A ver, amamantar es un acto de amor. Alimentar y cuidar a un bebé ya lo es en sí. Ser MADRE (imperfecta) ES EL MAYOR ACTO DE AMOR QUE EXISTE, con teta o con bibe. El sólo hecho de llevar en tus entrañas a una personita durante 9 meses y parir, o el hecho de adoptar y volcar todo tu amor en la personita a la que vas a dedicar tu amor toda tu vida… va más allá de una teta o un bibe. ;-

    • Gracias por el post. Deberíamos ayudarnos entre todas no sentirnos separadas por el tipo de alimentación q damos a nuestros hijos (pq queremos la mejor en cada circunstancia). Somos madres y ese es nuestro mayor logro (biológicas o no, madres!!!).

  6. Hola, nunca he atacado a ninguna mamá por no dar teta, es más, yo me he sentido atacada, juzgada y observada cuando he dado de mamar en el tren, en el super, incluso amigas mías que no han dado pecho me juzgaban por sacarme la teta cada vez que mi hijo la pidiera en lugar de cada 3 horas.

    Nuestra lactancia duró 13 meses ( me hubiera gustado seguir hasta que mi hijo quisiera, pero así fue) y si me sentía orgullosa de ver lo bien que crecía mi hijo solo con mi leche, defendía la lactancia materna mientras lactaba, la defiendo ahora y la defendería incluso si tengo otro hijo y por el motivo que sea le tuviera que dar lactancia artificial.

    Hace un tiempo escribí un post sobre el tema, va de que hablo de la lactancia para ayudar con mi experiencia no para atacar a nadie, con tu permiso os dejo el enlace por aquí, si no quieres borralo y todo ok 😉

    http://cuidandolaluzdetusojos.blogspot.com.es/2012/06/mi-objetivo-es-difundir-sin-animo-de.html

    Un beso

  7. Sí que reconozco que después de tener a mi primer hijo pude llegar a pensar que las madres que no habían podido dar el pecho era por desinformación o porque no habían persistido. El conocer casos reales y cercanos me hizo cambiar de pensamiento.
    Yo he tenido la suerte de haber tenido dos hijos con lactancias muy fáciles, pues nacieron con 4 kilos y tenían fuerza suficiente para engancharse desde la sala de partos. A mi primer hijo le he dado el pecho hasta los 3 años, que él dejó de mamar estando yo embarazada. Si no lo hubiese dejado, hubiese lactado en tandem, seguro.
    Y también me he sentido atacada por dar el pecho, pero ya desde que el peque tenía meses, escuchando cosas como “deja ya de darle el pecho que te estás quedando demasiado delgada” o “ese niño te va a dejar en los huesos”… y cuando ya pasó del año casi que peor, que si es demasiado mayor para mamar aún, que si no le da vergüenza con la edad que tiene, que si va a tener novia y seguirá mamando… y cuando me quedé embarazada asustándome con los riesgos de tener un aborto por darle el pecho, incluso por parte de un ginecólogo (al que dejé de ir, por cierto).
    Creo que cualquiera se puede sentir atacada tanto por dar biberón como por dar el pecho… sólo hay que encontrarse con una persona que quiera atacar y de éstas, por desgracia, las hay. Tenemos que aprender a no escuchar lo que no nos interese o nos haga daño, pues si estamos convencidas de lo que hacemos, nadie nos podrá atacar, por mucho que lo intente.
    Muchos ánimos a todas las madres, que lo somos por tener hijos y quererlos, no por dar el pecho o el biberón.

  8. Mi pensamiento era radical,”si no das el pecho a tu hijo, es por que no te da la gana,y punto”. Hasta que tube al mio y una mastitis de caballo con fiebre incluida y viaje al hospital me impidio dar el tan deseado pecho a mi hijo, no puedo contar las lagrimas que derrame, lo culpable que me sentia cada vez que le preparaba el biberon a mi hijo, fue muy duro para mi, pero todabia se me hacia mas duro al ver las miradas de reproche que me dirigian las orgullosas madres con sus hijos al pecho, algunas incluso me lo recliminaron, eso si, con palabra suaves, pero que se clavan como puñales. Realmente aprendi mucho en esos tiempos…….Tambien he sido testigo de lo contrario, de como a una madre-amiga que dando el pecho a su hijo de dos añosle dijeron si no le deba verguenza, que era escandaloso ver a un niño tan mayor enganchado a una teta en plena calle.
    Somos mAdres, ni mejores ni peores por como damos de alimentar a nuestros hijos, ser madre es mucho mas que eso, muchisimo mas.

  9. A mi, lo que me parece absurdo es que haya bebés en riesgo porque sus madres insisten en darles el pecho durante los primeros días aunque está claro que los bebés no están bebiendo leche (ya sea porque no sale suficiente o porque no se agarran), y que estos bebés se los lleven al hospital por ponerse azules de no comer y diagnosticarles glucosa tan baja que estaban en riesgo de muerte. Conozco dos casos, y en los dos casos las madres se sentían muy, muy culpables y querían seguir probándolo, debido a la insistencia de los médicos. Esto me parece una falta enorme de responsabilidad por parte del equipo médico.

    Por otra parte, estoy a favor de la lactancia materna siempre que sea posibe. Sin duda, es lo mejor que se le puede dar a un bebé por muchos motivos. Pero si no es posible, no es posible.

    Y yo sí me sentí mal y atacada durante un tiempo por otras madres que daban el pecho y yo no podía darlo porque no tenía leche. Un poco más de comprensión de parte de todas y todos es lo que hace falta. Si puede ser, pues adelante, y si no puede ser, un biberón y que los niños crezcan sanos.

  10. Yo creo que la LM es lo mejor, y por eso, cuando he hablado con amigas embarazadas, lo he dicho así, pero a partir de ahí, cualquiera es muy libre de elegir lo que mejor le parezca. Una amiga acaba de tener mellizos y ha decidido darles bibe. Y no se me ocurre decirle que se ha equivocado, sus razones tiene para haberlo hecho así.
    Un beso.

  11. No sé qué me gusta más: si el post, o los comentarios al post 🙂

    Yo ahora estoy viviendo alrededor lactancias fracasadas de compañeras y de amigas, y veo el sufrimiento que conlleva hasta que se toma la decisión de dar biberón. No siempre es así, claro, pero en los casos que estoy viviendo, sí. ¿Merece la pena que la madre esté mal y, por ende, el bebé? Me ayuda a mirar las cosas de otra manera. La LM depende de tantas cosas…

    Y en el caso de mellizos… ni siquiera sé si yo podría dar la LM a demanda… ¡eso tiene que ser matador!

    Así que sí, es cierto, cada binomio madre-bebé es un mundo. No somos quiénes para juzgar.

    En cuanto a estar a la que salta… 🙂 Es posible que tengas razón, gracias por hacerme pensar 🙂

  12. bueno, esto ya lo hemos hablado. yo elegí no darles pecho a ninguno de mis 3 hijos.Me parecía algo normal, porque era habitual en mi entorno y por el tipo de vida y trabajo que llevo.
    Atacante, jamás lo he sido. Atacada, alguna vez. Matizo, más que atacada me sorprende la falta de respeto de muchos cuando ante alguna pregunta suya sobre la lactancia de mis hijos, digo que fue artificial, y me dicen “¿Por qué? ¿Había algún problema?”. Me parece fuera de lugar con alguien a quien no conozco. Pero tampoco miento.
    Al final, mientras se haga conscientemente y con respeto al resto, no creo que se deba/pueda juzgar.
    Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.