Queridos hijos los monstruos no existen.
Podéis dormir tranquilos que no va a venir el coco,
podéis dejaros comida en el plato, no hay ningún hombre del saco,
ninguna vieja sin dientes vendrá y os llevará,
ningún señor malo os morderá las orejas si no os portáis bien,
no hay brujas, ni fantasmas.
Quizás los únicos monstruos que haya sean aquellos que se empeñan en que creáis en ellos.
A nuestro lado estáis seguros,
no os asustaremos para conseguir que hagáis aquello que queremos,
nunca dejaremos que nadie os amenace ni os meta miedo.
Queridos hijos, los que os dicen eso son adultos sin recursos,
no temáis pq estamos aquí para protegeros
y para recordaros que los monstruos NO existen.

18 comments on “Los monstruos NO existen”

  1. Totalment d’acord. Ara bé, els infants no tenen cap problema en distingir la realitat de la ficció, sobretot quan la fantasia la creen ells amb el seu joc. La confusió ve per culpa nostra i no em refereixo a dir aquestes barbaritats. Si els Reis, el ratolí Pérez o el Pare Noel existeixen (segons els fem creure), perquè no haurien d’existir les bruixes, els monstres i els fantasmes? No hi havia pensat mai fins q em van fer aquesta reflexió en una asignatura de la facultat. Els fem creure fantasies meravelloses i màgiques i això els fa plantejar la possibilitat de l’existència de personatges igual de màgics però no tant meravellosos…
    Tanmateix, com he dit, totalment d’acord amb tu. Aquest tipus de comentaris són amenaces i no és una estratègia educativa gens constructiva. La cultura de la por, una evidència de la manca de recursos intel·ligents.
    un petonàs!!

  2. Muy buena declaración de intenciones, que yo imprimiría en buen tamaño , enmarcaría y colgaría en las habitaciones de tus hijos 😉

    Yo me apso media vida dirigiendome a mis hijos para desmentir lo que los adultos que a ellos se dirigen, les cuentan.

    Jamás les he asustado con nada de eso ni pienso hacerlo.

    En nuestra casa, Papá Noel y Los reyes Magos no nos vigilan y no entran a dejar los regalos por ninguna parte, ellos traen regalos por que la ilusión se transforma en magia y no por que se hayan portado bien y saben lo quieren por la carta que escriben / escribimos, no por que nos vigilen a lo gran hermano.

    Me ha encantado;)

  3. ¡¡Me encanta! recuerdo con horror cuando de pqueña algunas amigas decían lo del coco (si no te duermes pronto viene el coco, si no comoes todo viene el coco), etc.. A mi nunca me lo dijeron pero recuerdo como a ellas les asustaba. Bastantes noticias horribles tendrán que oír algún día como para que nosotros les asustemos de partida. Un beso y buen domingo

  4. Totalmente deacuerdo, y también nos hemos preguntado lo que dicen otros comentarios, el ¿Qué pasa con Papa Noel? Y ya no el miedo que les pueda dar el estar vigilados por esos sers mágicos, la decepción luego cuando se dan cuenta de que sus padres les han mentido y que en realidad no existen…

    Tenemos el poder de hacer creer a nuestros hijos lo que queremos, bueno y malo, y eso tiene que ser muy complicado, también quieres darles un mundo de ilusión y que crean en la magia a veces.

    Sea como sea, totalemente deacuerdo contigo en la parte en la que no hay que usar el miedo para conseguir algo de ellos, ni en forma de monstruos ni en nignuna otra! Precioso post 🙂

  5. Molt bé, molta raó.
    Ens hem d’enrecordar que els pares som els adults, els que hem de donar exemple ja que els nens ens imitaran més endavant, i saber obtenir recursos per guiar-los a la vida, no pas els crits i/o amenaces.

    Salut

  6. Estoy de acuerdo contigo Ira. No deberíamos meter en la preciosa cabecita de nuestros hijos estos miedos infantiles que, a la larga, les perjudica tanto a ellos como a nosotras. Porque ¿Cuánto tiempo habéis estado intentando explicarle que no hay monstruos en su habitación o que no hay ninguna bruja mala? Y ellos los pobres muertos de miedo gimoteando. Pobrecillos.

    Gracias

Deja un comentario