Dos años. Hace dos años a esta hora exacta te abracé por primera vez, pude verme en tus ojos, olerte, acariciarte, besarte y mecerte entre mis brazos.
Parece mentira que ya hayan pasado dos años, ha pasado volando y a la vez parece que lleves con nosotros toda la vida…
Qué era mi vida cuándo no estabas? Cuesta recordarlo, parece que hayas estado siempre aquí. Lo llenas todo con tu sonrisa, tu ternura, tu amor…
Hace 2 años que a tu lado soy maestra, pero sobretodo aprendiz y es que me enseñas tantas cosas a diario!
Aprendí a disfrutar de las pequeñas cosas, del puro placer de estar sin hacer nada, sólo abrazándote, mirándote…
Aprendí el valor de una sonrisa, a sorprenderme constantemente con tus gestos, tus balbuceos, tus gracias…
Aprendí de tu ternura, de tu amor puro e incondicional, de tus caricias y tus besos regalados porque si, sin motivo, sin pedir nada a cambio, aprendí a regalar sonrisas, besos y caricias yo también, por el puro placer de darlos…
Aprendí a vivir sin reloj, a apurar a cada momento como si fuera el último.
Aprendí a jugar, a reir, a saltar, volví a aprender a andar contigo, reaprendí a hacer malabares solo para hacerte reir.
Aprendí a poner caras, a sacarte la lengua para arrancarte carcajadas y gritos de gozo.
Aprendí a inventar cuentos e historias y a viajar de tu mano a mundos imaginarios y maravillosos.
Aprendí a AMAR, si, en mayúsculas, pues no hay amor tan puro y tan grande como el tuyo.
Aprendí del miedo y del dolor, de la fuerza y la seguridad para seguir adelante en momentos duros.
Aprendí a quererte tal y como eres, con tus cosas buenas y tus cosas no tan buenas, aprendí a respetarte como ser individual e independiente que eres.
Aprendí a respetar tus tiempos, tus enfados, tus rabietas, a mitigar tus miedos con un abrazo, a compartir tus descubrimientos como si también fueran míos.
Aprendí que tu risa se contagia y que es inevitable mirarte sin sonreir.
Aprendí a ser madre, mejor mujer y mejor persona a tu lado.
Felicidades mi amor por estos dos años, nunca dejes de enseñarme.
Es maravilloso descubrir la vida a tu lado.

Os dejo una cancioncilla.

21 Comments on 730 días, 1.051.200 minutos, 63.072.000 segundos

  1. Qué bonito…Esa canción es preciosa, y las palabras a tu peque, las mejores que una madre le puede escribir a su hijo. Mil felicidades por estos dos años!

  2. Preciosas palabras, me has emocionado muchísimo…
    nos enseñan tanta humanidad como persona… como tu dices a ser mejor… que al final del día, por mas cansada que estés, te sientes completa y orgullosa de ti misma..
    Es muy bonito lo que dices, la verdad es que por experiencia propia se que estando embarazada y a la vez siendo ya mama de otra/o sientes como muchisimo mas todas las pequeñas cosas..
    A mi me daba la sensación que se iban a acabar los segundos con mi pequeño cuando llegara el 2º.. lo pasé mal en ese sentido, pero a la vez disfrute cada momento al máximo.
    (( luego te das cuenta que no es así, no se acaba nada… viene algo muchísimo mejor)).

    un beso amiga, y mucha salud y ánimo para tu nuevo embarazo

  3. Preciosísimas, felicidades!! No había tenido tiempo de pasar por aquí. Qué hermoso post le dedicas a esa niña linda, cuántas cosas nos enseñan, ¿verdad?
    Sigue disfrutando de cada minuto! Un abrazo de amor!!

  4. ¡Qué bonito y qué real! Yo también pienso que los hijos nos hacen mejores de una forma que sólo se puede saber si se pasa por ello. Y te felicito por darte la oportunidad de gozar esta experiencia de esta manera. Irradiáis amor.

  5. QUÉ carta y que palabras más bonitas Marta, el día que Mar las lea estará superorgullosa de ti (que lo estará de todas maneras pero asi aún más).
    Corroboro todas tus palabras que ni de broma podría escribir como tu lo has hecho y sobre todo en lo que estoy más de acuerdo es en que hacia yo hasta hace dos años con el tiempo libre, me parece desaprovechado totalmente…aún ayer me hacía esa misma pregunta,parece que lleve toda la vida trasteando el salón…:)
    felicidades a la gordipulguita y a ti por la vida que tienes , las alegrias son muchas más que las penas.
    besiños

Deja un comentario