Hace muchos, muchos años que no os escribo una carta, aún así cada año os acordáis de mi y me dejáis algún detallito.
No es que no acertéis, eh? Siempre me traéis cosas prácticas y bonitas, pero este año quiero pediros un par de cosas especiales, como sois magos creo que no os costará encontrarlas, yo he buscado en todas las tiendas de mi ciudad y no ha habido manera de dar con ellas. Por eso esto es algo así como un intento desesperado.
Lo primero que necesito muy mucho es TIEMPO, así en mayúsculas, mucho tiempo.
Tiempo para jugar con mi hija, para ver más a mi madre, a mi abuela, a mis amigos, tiempo para ir a comprarme ropa, depilarme o a la pelu, para darme un masaje, para salir a cenar o al cine o al teatro. Tiempo para cocinar en casa, para hacer muchos pasteles, para escribir, para leer más, para ir al parque con Mar, a la montaña, a la playa, tiempo en definitiva para disfrutar.
También me vendría genial una dosis de paciencia, paciencia para terminar las cosas que empiezo, en el trabajo cuando no paran de cargarme con cosas y más cosas, paciencia el día que Mar está muy demandante y sólo quiere brazos y teta y mamá y yo estoy cansada y tengo ganas de cerrar los ojos y desaparecer, paciencia con el jefe, los compañeros, el papá de Mar, mi madre, la suegra, paciencia conmigo misma que a veces me desespero yo solita.
Me haría mucha ilusión una caja llena de sonrisas y alegrías, para mi y para los míos, sonrisas para cada día del año y alegrías constantes.
También necesito un poquito de empatía, a veces con las prisas y el ritmo de vida acelerado se me olvida ponerme en el lugar de los demás.
Si es posible quiero un poquito de egoismo, sólo un poquito, para de vez en cuando pensar un poquito en mi misma y hacer algo por mi para variar y no siempre estar pensando en los demás.
También quiero AMOR (si, si, este también en mayúsculas) para volver a mirar a mi compañero a los ojos y sentir mariposas en la barriga y dejar de ser tu y yo, compañeros de piso y volver a ser nosotros, como fuimos hace mucho tiempo.
Quiero rebeldía, todavía me queda, pero por si acaso la guardaré en una botellita por si un día se me agota.
Energía, fuerza y ganas, para afrontar la vida y sus reveses.
Salud me conformo con la que tenemos ahora, mientras no nos la quitéis, pero ese nos es vuestro trabajo, verdad??
Creatividad, para ponerle color a mis días.
Y cómo me parece que me estoy pasando ya de pedir y no sé si os van a caber en los sacos tantas cosas me despido hasta el año que viene.

17 comments on “Queridos Reyes Magos”

  1. Muy bonito…. ojala los reyes magos te traigan todo lo que les has pedido…. aunque seguro que te conceden todos esos regalos , porque este año has sido muy buena y te mereces todo!!! Un besazo fuerte!!

  2. Ira:
    Que preciosa carta, con tanto sentimiento has escrito a los Reyes magos!!!.
    Espero de todo corazón te llegue todo lo que has pedido y mucho más, para que seas muy feliz durante el año que se aproxima!.
    Besos!

  3. Ira,
    ¡eres la más, más!
    me has alegrado la noche con tu carta ¡ojala tus deseos se hagan realidad!
    Abrazos cargaditos de ilusión 😉
    Pdta: la maqueo un poco para que Los Reyes no noten demasiado que te la he copiado y la hecho al buzón mañana mismo

  4. Hoy me he hecho seguidora de tu blog, porque ya he dado con él en alguna ocasión y siempre me gusta lo que leo. Ojalá los Reyes cumplan y te traigan todo lo que pides!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.