Madres imperfectas

Cuando me enteré de que estaba embarazada pensé que tenía que ser una madre perfecta, devoré todos los libros de crianza habidos y por haber, blogs, noticias en internet, recorrí tiendas…
Sólo cuando tuve a mi hija conmigo descubrí que las madres perfectas no existen más que en su imperfección.
También descubrí que sí existe el cansancio, la tristeza, la frustración, el hastío e incluso la desesperación.
Y así fue cómo me convertí en una madre imperfecta.
Esa madre que a veces está triste y llora, mamá cercana, de carne y hueso.
Una madre que te deja saltar en el sofá y a veces hasta se arranca a saltar contigo.
Una madre que cada noche sin escepción te llena de besos, de cosquillas y de mordisquitos en la barbilla.
Que te canta mientras tu agitas las manos y dices Maaaa maaaaa!!!
Una madre que comparte contigo sus bocadillos de nocilla, que salta contigo en los charcos, que te deja que te ensucies.
Madre que tropieza constantemente con bloques de construcción, aparecen por todas partes, hasta en los lugares más insospechados.
Madre que anda a gatas por toda la casa, contigo sentada sobre su espalda mientras gritas Iiiiiiii Iiiiiiiii!!! Hasta que sus rodillas empiezan a pedir clemencia.
Madre que a veces se enfada sin razón, sólo porque está cansada y te riñe y a los 5 minutos te pide perdón y tu con tu inmenso poder sanador la abrazas y la llenas de besos.
Madre que no consigue conciliar el sueño si no estás acurrucada a su lado.
Madre que rompe la regla nº1 del ecologismo casero: No te bañarás. Y llena la bañera hasta arriba para darse un largo baño de espuma contigo, mientras tú salpicas y superas el aforo limitado de muñecos en la bañera.
Madre imperfecta, sin depilar ni maquillar, en vaqueros y cola de caballo, cómo íbamos a correr con vestido y tacones??
Madre que no sabe preparar un biberón, ni una papilla, pero si “huevos fritos con patatas” de yogur, manzana y melocotón.
Madre que te pone música punk, y flamenco y rap y música clásica y baila contigo por toda la casa.
Madre que prefiere tener la casa un poco más sucia y jugar más contigo.
Madre que a veces sucumbe al embrujo de la caja tonta y te sienta delante sólo para poder descansar 15 minutos.
Madre que dice palabrotas, que no lo puede evitar y espera con miedo tu primer “joooooder”…
Madre que sale a trabajar cada mañana y aunque pasen los meses no desaparece su angustia por separación.
Madre revolucionaria que te lleva a manifestaciones.
Madre que hace malabares con manzanas, aceitunas, muñecos o calcetines, la etapa punkarrilla no fue en vano.
Madre que dibuja peces, vacas, casas y gatos que sólo desciframos tu y yo.
Madre traductor simultáneo, la única capaz de entender cuándo “tata” significa patata o caca o realmente tata.
Madre. La palabra más perfecta y más imperfecta de nuestro diccionario.

81 comments on “Madres imperfectas.”

  1. snif snif, totalmente identificada contogo poer multiplicalo por 3. me ha encantao y añado, la pila de platos por fregar y los pelos de las piernas que crecen sin control jeje
    besitos 😉

  2. Me ha encantado… me siento reflejada en tus palabras.
    Muchas veces la culpa que sentimos por múltiples cosas hacia nuestros hijos es fruto de ese deseo de ser madres perfectas cuando sabemos que es imposible.
    Un besazo

  3. Genial, ojala la enfermedad de las madres imperfectas fuera contagiosa y sufrieramos una pandemia terrible. Los niños serían más felices.
    Gracias por describirlo tan bien.

  4. Eres una madre imperfecta maravillosa, la mejor que podía tener Mar… Confieso, yo también soy muuuuy imperfecto. Me encanta la foto, me encanta bañarme con Abril… Un besito

  5. Hace algún tiempo que leo menos sobre crianza o relativizo más lo que leo, me he dado cuenta que las cosas son más sencillas, y ver a Pequico feliz cada día me da confianza. Y creo que desde que me he relajado y he asumido lo imperfecta que soy, me siento mejor madre. 🙂

    Me uno al club. Besos!!

    PD: salvo los malabares (nunca pasé de dos naranjas) podría firmar todo lo demás…

  6. Jolin, me saltan las lagrimillas, me ha encantado!
    No te creo tan imperfecta como tu te crees, creo q nos falta soporte y sobretodo tiempo, a todas nos gustaría ser mejor y no nos creemos lo suficiente buenas, pero para tu hija eres la mejor, no lo dudes nunca!
    Mil besazos!

  7. joo que entrada más chula… todas estamos en el fondo orgullosas de ser imperfectas. Porque así es como quiero que me vea mi hijo, jugando con él, educandole, queriendole y no sólo obligandole a comer verduritas, a reocger jugeutes y a no llegar tarde. VIvaaaaaa,a las madres imperfectas!!!!

  8. Me ha encantado esta entrada, y en tu imperfección está tu perfección, porque al fin y al cabo lo que importa son nuestros hijos y ellos simplemente piden amor, y eso es lo mejor, todo lo demás está de más!

  9. Increíble descripción de lo que es ser MADRE. Ha sido imposible contener las primeras lágrimas y de ahí empezar a llorar sin control.
    Gracias por hacerme sentir especial mientras te leía. Supongo que siendo el quinto día de “encierro” forzoso porque mi pitufa de 3 años no mejora de su enorme constipado febril, y teniendo que repartir mis cuidados y mimos entre ella y mi enano de 3 meses… Me ha pillado sensiblona!!!
    Preciosas palabras para la “labor” mas preciosa que existe: SER MADRE Y AMAR
    Un abrazo
    Noni
    http://conmdemami.blogspot.com.es/?m=0

  10. Pero ¡cómo me ha gustado esta entrada!
    Has descrito tan bien lo que es ser un madre PERFECTA, y no no me equivoco. Porque en la gran mayoría de cosas me siento identificada (menos lo del baño de espuma, tengo plato de ducha, snif snif)
    Y si mi hijo de cuatro años no deja de decirme que soy la mejor mamá del mundo, seguro que tu hija también te lo dice a ti.
    Y a todas, nuestros hijos nos adoran por esto, por ser así. Por jugar con ellos, ir con coleta y sin depilar (dios, tengo que teñirme, que lo mío ya no son raíces, es pelo bicolor), por saltar en la cama, y por llenarlos de besos y risas.
    Simplemente felicidad absoluta!

  11. Terminar el día de hoy leyéndote le da aún más sentido a todo. Solo decirte que acabo de decidir que voy a hacer una lista con mis posts de culto… y la inauguras tú. Qué directo, qué auténtico… Qué foto.

    Voy a tuitearlo ahora mismo. GRANDE.

  12. Pero… ¿es que puede ser de otra manera? Alguien ha comentado más arriba que no puede ser más perfecto.
    Estoy de acuerdo.¡Que bonito poder disfrutarlo y compartirlo como tú lo has hecho!¡Me encanta!

  13. He vuelto a leer esta entrada a raíz de lo que comentaste sobre que lo tildaban de machista, intentando buscar una explicación. Y cada vez que lo leo encuentro que es todo lo contrario, y menudo canto a la libertad. Amor por los cuatro costados, sentimiento puro. ¡Enhorabuena! Y gracias por emocionarnos 😀

  14. En mis 2 primeros años como madre, era tan perfecta q no dormía apenas. Hasta q no puee más. Ahora sólo se lo dedicó a mi hijo y a la casa,si tiene ssuerte, le toca 1 vez a la semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.