No sé si os he contado alguna vez que odio la playa, o más bien odio el sol, soy tan blanca que aunque me ponga protección 60 y esté en la sombra me quemo, además no soporto el calor, así que la playa la piso bien poco… A principio de verano llevé a Mar una tarde, pero no le hizo nada de gracia, así que me lo tomé como la “excusa” perfecta.
Pero ha ido pasando el verano y me sentía algo culpable por no haber llevado a la niña ningún día. Reconozco que entre trabajo, cansancio y falta de tiempo y ganas ni se me había ocurrido ir a la playa…
La semana pasada mi hermana me dijo que se iban a una calita un rato y nos apuntamos.
Fuimos casi a las 19’00, ya apenas quemaba el sol y la playa estaba desierta y al contrario que la otra vez Gordipulguita disfrutó muchísimo!
Es toda una sirenita, quiere nadar sola, sin que nadie la sujete, te empuja para que la sueltes, le encanta hacer imersiones, patalea, bracea… No le da miedo nada!!!
Ahora que ha empezado a correr nos moríamos de la risa pq corría hasta la orilla gritando AAAAAAAAAA!!! Con las manos en el aire y al llegar al agua: Zas! Se lanzaba en plancha…
Se rebozó en arena 500 veces, nos trajo millones de piedras como tesoro…
Pasamos una tarde genial, y no nos va a quedar más remedio que repetir, aunque sea por volver a verla tan feliz.
Como siempre mi hermana inmortalizó el momento.

Besitos salados.

La Sirenita.

Juegos con mamá

Papá haciendo pedorretas.

Tocando el cielo.

                                                        Más besos salados.

Construyendo castillos.

18 Comments on Día de playa

  1. parece que la peque se lo pasó divino 😉
    ainsss! a mi me pasa lo contrario que a ti,me encanta el sol y la playa pero…el peque es blanquito, blanquito y lo pasa fatal con el calor, así que este año de playa nà de nà.
    Abrazos salados!

  2. Pues por las fotos sí que se ve que se lo pasó bien la gordi jejejejeje

    Yo adoro la playa, podría pasarme el día entero allí y Boliche parece que ha salido a mí, xq nos costó un triunfo traernoslo de vuelta.

    Besos guapa

  3. Yo soy como tu, blanca como la leche y un tomate con una super protección, por eso mismo odio tambien el sol y la playa. Pero desde que tengo a las tortuguitas me resigno a ir una semana al año a Salou, entiendo que los niños se lo pasan pipa en el agua… a veces nos toca hacer algun que otro sacrificio por nuestras peques, verdad?

  4. ja,ja,ja se nota que la peque disfruto un montón!!!

    A mi me pasa igual, no me va mucho la playa y con la tontería este verano Dani no ha ido ni una sola vez! Me siento un poco culpable 🙁
    Intentare compensarle el año que viene (je,je,je).

  5. Ui… a mi tampoc m’agrada la platja. També sóc de les que em cremo i marxo agobiada de la calor i la gent! Però la meva filla ha sortit a nosaltres i tampoc li mola. Només et diré que aquest any hi vam anar un cap de setmana. El primer dia encara, però el segon, hi vam anar a les 10h i a les 11h deia: “Marxem?”. Nosaltres som més de neu i fred! 😉 Precioses les fotos. Que feliços que se us veu! Petons.

Deja un comentario