La primera vez que leí sobre este “método” fue durante el embarazo, en el libro Comer, Amar, Mamar de Carlos González (son Bésame mucho, Un regalo para toda la vida y Mi niño no me come), los tres juntos en un solo libro).
Para mi descubrir a este hombre fue toda una revelación, de pronto todo me parecía tan lógico, tan natural, tan normal que me parecía increíble haber podido verlo de otra manera.
El tema de la alimentación como os digo me pareció también muy lógico y muy normal, pero como estaba embarazada y lo que más me interesaba en esos momentos era la lactancia me lo pasé bastante por alto.
Unos meses después, cuando la peque tenía 2 meses o así fui a ver a una amiga a su casa, tiene una niña 8 meses mayor que Mar, a la hora de comer la sentó en la trona y le puso arroz y espinacas directamente en la bandeja y de allí la peque fue comiendo.
Reconozco que en un primer momento me chocó, y me pareció algo “extravagante”, pero fui dándole vueltas al tema, busqué información y me convencí y al final decidí hacerlo así.
El Baby Led Weaning es incorporar los sólidos de manera natural, sin triturar, y dejar que los bebés se lo coman solos.
Nosotros empezamos algo antes de los 6 meses, la peque demostraba mucho, mucho interés por la comida, cada vez que nos veía comer estiraba los bracitos y daba grititos, así que empezamos por la fruta.
Le daba plátano entero o a rodajas, manzana y pera en daditos al vapor, gajos de mandarina…
Desde el principio mostró mucha curiosidad y placer a la hora de comer, era de los momentos divertidos del día.
Poco a poco incorporamos verduras, carnes, cereales y pescado.
Al incorporar los salados me “salté” un poco el método. Le daba todo sin triturar, pero muchas cosas se las daba yo con cuchara, arroz con verduras, lentejas, quinoa con verduras salteadas…
Poco antes del año empezó a rechazar la cuchara, quería comer sola, con sus manitas e incluso con un pequeño tenedor y a partir de ahí ya empezamos a darle la misma comida que nosotros, que por otra parte nos vino genial para sanear un poco nuestra dieta.
Gordipulguita con un año comía paella, bacalao al horno con verduras, hamburguesas de lentejas… Lo que le echaras, hasta ahora todavía no hemos descubierto nada que no le guste.
El Baby Led Weaning tiene muchas ventajas:
-Evita pasar por dos “destetes”: Incorporar las papillas y luego los sólidos, que a muchos niños les cuesta muchísimo.
-Si se les da la posibilidad de comer solos desde el principio (y el tiempo necesario) comen exactamente lo que necesitan, ni más ni menos.
-Evitamos empachos con papillas bestiales que un adulto sería incapaz de comer. Habéis intentado alguna vez comeros un plátano, una manzana, una pera y una naranja del tirón??? No os parece una burrada hacerle una papilla con esas 4 frutas a un bebé de X meses con un estómago mini??
-Practican motricidad fina al hacer pinza para coger los alimentos.
-Reconocen el sabor de los alimentos: Saben a qué sabe una zanahoria, una pera o el pollo, con la papilla todo va mezclado y luego pasar al sólido les cuesta al encontrar tantos sabores “raros”.
También tiene algún inconveniente: Te jartas a limpiar jajajaja!! Y tardas más que dando una papilla, pero creo que las ventajas ganan con creces.
Cuando yo empecé todo el mundo me tachó de loca, temeraria, mi hija se iba a ahogar, su estómago no estaba preparado para digerir eso…
Unos meses después todo el mundo decía cada vez que veían comer a la niña que he tenido mucha suerte de que mi hija coma tan bien.
Suerte? En serio es cuestión de suerte? O es que la he dejado experimentar sin prisas, he hecho de la comida algo interesante y no una mera obligación, nunca la he obligado a comer, la hora de la comida en casa siempre ha sido una fiesta, un placer, un momento para pasar en familia, sin gritos ni llantos…
Os dejo unas fotos que he encontrado gracias a San Google de bebés comiendo solitos.

13 Comments on Alimentación complementaria y Baby Led Weaning

  1. Ay, el mundo del Baby Led Weaning, qué tiempos aquellos de empezar, eh? cuando nos quedábamos boquiabiertas al verles comerse el plátano a lo momkey con sólo 6 meses!! Para mí ha sido algo maravilloso y de una lógica aplastante, como tantas otras cosas sentidas y descubiertas. Además, creo que también se establece algo muy importante y es que nos sentamos los 3 a la mesa con nuestros platos delante y comemos mientras hay juegos, risas, charlas durante la comida y ella participa de esta rutina como una más. Un besito a las dos!!

  2. Qué inicios tan parecidos… Mi libro de cabecera durante el embarazo fue Comer, amar, mamar, y tal y como explicas, para mí fue un descubrimiento, viéndolo de manera natural y no explicándome haber pensado antes otras cosas, con lo lógico que era todo lo que contaba Carlos González…

    Y sobre el baby led weaning, con Raúl lo hacemos similar, adaptándonos a él y a nuestro ritmo. Le damos muchas cosas a trozos grandes o enteras, y otras se las doy con cuchara, ahora que la tolera bien, como los cereales.

    A nosotros nos funciona, cuando Raúl me pida que quiere comer solo, me imagino que le dejaremos. Ya veremos como nos adaptamos…jejeje.

    Un besete!!

  3. Nosotros también lo estamos haciendo, y a la gordi le gusta comer con sus manos y lo que nosotros le damos!! Ella come gazpacho, arroz con tomate, pasta con tomate, filete, verdura a la plancha, sandia, melón, ciruelas todo a trocitos… Le hacemos algunos purés de vez en cuando hechos por nosotros pero cada vez quiere menos… Un besazo!!!

  4. Bianqui no quiere hace rato que le demos de comer, y mucho menos purecitos! quiere comer ella sola y lo mismo que nosotros…Yo al principio le hacia papillas con carne triturada, hasta que lei a Carlos Gonzales y entendi que es ridiculo hacer eso, y como ella tambien las rechazaba y pedia “nuestra comida” pues, se terminaron las papillas! Ya comemos hace rato lo mismo los 4 🙂

  5. yo también tengo unas cuántas fotos de ese estilo,…jajaja (una comiendo espaguetis está pa enmarcarla)
    yo sólo lo he hecho con mi hijo pequeño, y la verdad es que fue más bien x sentido común después de los otros dos, porque no conocía el método.
    Es el único de los tres que se come la lechuga y el tomate crudo.
    Toma algunos purés, pero no le hace mucha gracia, la verdad.
    Yo también pensaba que había tenido “suerte”. A lo mejor no ha sido sólo suerte.

  6. Es super interesante. Nosotros también lo hicimos con nuestro peque y ahora come de todo como nosotros con quince meses. La gente, si te tcha de loca, de incosciente, cada vez que iba a casa de mi madre y lo veian comer mi hermana no paraba de decir cn cara de pánico..¡hay que se va a ahogar!!! y daleeeeeeeeeeeeeeee sigue diciendolo que al final le pasara de los nervios que creas…
    Nunca le ha pasado nada, porque, evidentemente siemrpe estuvimos pendientes. Pero el siempre quiso masticar y yo lo he dejado, y experimentar con la comida, que si, que como dices es kuy sucio, pero merece la pena. Cuando lo ve comer me dicen que es que el niño come muy poco… ¿poco?, por qué proque no se come un potito de cuarto de kilo mas un yogur mas yo que se que mas cosas…. El otro dia, sin ir mas lejos, en el wok se comio una salchicha, bastante arroz tres delicias, dos patatas fritas grandes, un trozo de pan, medio nuggets….¡y medio flan!! :S ¿qué pretenden que coma más?, pues aun asi no les parece suficiente comida……..en fin, que me enrrollo…jejje
    Que para mi lo que cuentas es la mejor opción. 😉

  7. Yo también leí a Carlos González y me también pensé en introducidos directamente la comida en trozos y pasar de los triturados, pero al final hicimos algo un poco mixto. Tengo pendiente contároslo en el blog. La verdad es que nosotros tampoco hemos tenido ningún problema con la alimentación. El Pequico tambien come de lujo y tiene unos mofletes y una barrigota como los de gordipulguita.

  8. Ira, que entrada tan buena! Super clara. Nosotros hicimos algo mixto, al principio no aceptaba muy bien los sólidos tal cual, quizás yo lea transmitía algo de miedo a los atragantamientos, lo reconozco, soy súper cagada para eso, con peques y mayores! Eso si, desde bbastante antes del año comemos lo mismo,sin triturados y super bien! los purés siempre fueron de una sola verdura, de una sola fruta y en cuanto nos vimos todos preparados… Todo sólidos!

Deja un comentario