Cuando estaba embarazada de 6 meses me echaron del trabajo, se me acababa el contrato y aunque unos meses antes me habían dicho que me harían fija decidieron que ya no les convenía.
Nos lo tomamos como un pequeño paréntesis para disfrutar del final del embarazo y de los primeros meses con la peque.
Una vez nació la niña decidimos aguantar el máximo tiempo posible sin que yo trabajara, decidimos apretarnos el cinturón, suprimir caprichos y gastos innecesarios.
Ahora la peque tiene 14 meses, nuestros ahorros han desaparecido, apenas llegamos a final de mes, y papá de gordipulguita está a punto de quedarse sin trabajo, así que ya me toca, no puedo aplazarlo más.
Este mes he rechazado unos cuantos trabajos por tema de horario, soy cocinera y todo lo que me ofrecen son turnos partidos, buscaba algo seguido, pero ya veo que está imposible.
Esta tarde me ha llamado un ex jefe para decirme que unos amigos suyos buscan cocinero, otro turno partido, pero ya me da que voy a tener que aceptarlo, no está la situación como para elegir mucho.
Voy a pasar muy poco tiempo con la peque, tendrá que empezar en la guardería, aprender a dormirse sin su teta… Se me hace un mundo!
Pasar de estar 24 horas al día con ella a verla 3 o 4 horitas al día (despierta) bufff qué duro!
Me da por pensar que yo no he tenido hijos para esto, para que me los críen otros, para que le diga su primera palabra a otra persona…
Me siento triste y frustrada, entiendo a las mujeres que se sienten realizadas y disfrutan con su trabajo, pero para mi el mío es un mero trámite, algo necesario para vivir y comer, me gusta mi trabajo, pero prefreriría poder quedarme en casa con la peque, al menos un tiempo más…
Sé que no es una tragedia, que no se acaba el mundo, que millones de mujeres se encuentran en mi misma situación y no pasa nada, pero ahora mismo estoy plofffff…
También sé que seguro nos adaptaremos bien, a la peque le encantan los otros niños y estoy segura de que la adaptación a la guardería no se le hará muy cuesta arriba, también vendrá bien para estrechar lazos con papá (que sindo sincera falta les hace, pues hasta ahora la crianza me la he comido prácticamente yo solita…) Y siendo positiva pienso que no iremos tan estresados con el dinero y podremos permitirnos algún caprichito…
Supongo (todo esto dando por hecho que al final me den el trabajo) que aquí termina una etapa y empieza otra, y al fin y al cabo la vida no es más que esto, no? Pruebas, etapas, cambios, adaptarse a nuevas situaciones… La vida son múltiples retos y soy muy capaz de enfrentarme a ellos y resolverlos.

12 comments on “Vuelta al trabajo”

  1. Buf… se me han llenado los ojos de lágrimas. No sabes cómo te entiendo… Mi hija tiene 21 meses y en julio yo también vuelvo al trabajo. Es duro afrontar que la vas a ver menos, que a lo mejor te echa de menos y tú no estás… para mí esta es la peor parte. Pero entonces, cuando empiezo a ponerme triste, confío en la vida y sobretodo, confío en ella y en mi. Confía tu también en que ella lo va a llevar bien. Cuando sea el momento, explícaselo desde el corazón y verás como lo entiende y como esta nueva etapa es mucho mejor de lo que te la has imaginado. Aún así, entiendo tu pesar. Un abrazo sincero para una mamá estupenda. Todo va a salir bien. Confía.

  2. A mi me costó bastante incorporarme al trabajo…y eso que yo, durante la baja maternal, conseguí la plaza como funcionaria….Creo que lo que más me ayudo fue que mi marido se quedo sin trabajo y sabía que él cuidaba de la niña…sino, seguro que hubiera acabado cogiendo una depresión!!!
    Vivimos en un país de mierda donde la maternidad no está nada protegida y en la que, encima, se necesitan los dos sueldos para vivir medianamente bien…..
    Espero que os podáis adaptar rápido a la nueva situación….

  3. Gracias guapas! Mi compañero está esperando que le echen en cualquier momento y al menos la peque podrá quedarse con él, eso me deja más tranquila. El viernes voy a la entrevista y igual ya empiezo… A ver que tal 🙂

  4. Está claro que cuando el dinero se acaba, no hay más consideraciones. Es una pena que no tengamos libertad para decidir qué hacer con nuestras vidas y qué crianza dar a nuestros hijos.

    Pero anímate, como tu bien dices, todo tiene su lado bueno, ya lo verás.

    Ánimo y cuenta con nosotras.

  5. Qué duro se hace, verdad? Pero bueno, el horario te permite llevarla a la guarde y estar un ratito por las tardes jugando con ella. Ya verás como os adáptais pronto. Un beso enorme y mucho ánimo guapa.

  6. Gracias, quiero pensar que me va a costar más a mi que a ella, aunque no sea más que un mecanismo de defensa pues mi sufrimiento no duele si siento que no sufre ella.

  7. claro que vas a ser capaz de afrontar este reto Ira!! Ojala hallaras otra solución, pero piensa en que esta es la mejor por el momento y que la cosa puede cambiar a mejor en cualquier momento..
    Ya verás como tu niña se adapta muy bien…
    Mucho ánimo y suerte con la entrevista!
    Un beso.

  8. Hay que buscar la parte buena de las situaciones… no solo la mala, aunque sean mayoria. Es triste pero tenemos que trabajar para ganar un dinerillo… piensa en los momentos que estaras con la peque, aprovechalos a tope y lo que dices os podreis permitir algun capricho…
    Animo y suerte en la entrevista, nos cuentas.

  9. VAMOS IRA! Adelante, la vida está llena de etapas, TODAS tienen parte positiva y negativa. Pero tenemos una vida tan cortita que más vale mirar siempre la positiva. Mientras intenta buscar trabajo en colectividades, tipo comedor de cole.. .a ver!
    Tu peque estará mejor que tu, todos/as lo están!

  10. Hola! No había visto tu entrada, no te desanimes cielo, te entiendo perfectamente, piensa que quizás te sale otra cosa mientras estas en este trabajo, hay que ser positivos. Ojala nos tocara la lotería! La compartiría contigo.
    Un besazo.

  11. Estuve a dos segundos de llorar. Describes perfecto cómo me siento (y seguro cómo nos sentimos muchas mamás)… me gusta mi trabajo, y no es que me tengan aquí a la fuerza, o que esté todo el día llorando, no, pero también si pudiera elegir, me quedaría todo el día con Gabriel… peor cuando me abraza y me dice “no vas”… luego termino explicándole que debo trabajar y bla bla… pero no deja de ser difícil dejarlo.

    Pero ánimo, también tiene sus ventajas trabajar, y seguro vas a aprovechar al máximo las horas que puedas estar con ella, abrazos 😀

  12. Animo corazón, a mi me costó la vida incorporarme y aunque la gorda está bien por las mañanas, no puedo evitar salir de casa todos los días sintiendome mal… Pero la gordi se quedará con su papi por las tardes cuando tu te vayas, ellos también son capaces de cuidarlas bien y de darles mucho amor, confía en él. El mal sentimiento irá bajando, las circunstancias son estas, no podeis hacer otra cosa, eres muy valiente preciosa y este país es una autentica mierda en ese tema. Muchisimos besos corazon

Deja un comentario