Cuando gordipulguita cumplió 6 meses fuimos a la revisión. La enfermera me preguntó si ya silabeaba, yo le contesté que no, que solo decía AAAAAAAAA!!!! Y me dijo: Uy pues esto hay que controlarlo porque muchas veces es síntoma de sordera.
Y así, más ancha que pancha me mandó a casa.
Yo que siempre he sido un poco paranoica y melodramática llegué a casa, la senté en el suelo con sus juguetes y me puse a su espalda, empecé a llamarla, a gritar, a dar palmas… Y nada, la niña ni caso, cuando llegó papá me encontró llorando y al contarle lo que me habían dicho me dijo: ¿Cómo va a estar sorda la niña? Estará ocupada en cosas más interesantes.
Y empezó a ponerme ejemplos de ruidos a los que la niña reaccionaba y a decirme lo que yo misma he repetido taaaantas veces: Que cada niño tiene sus ritmos y sus tiempos, unos son más rápidos para unas cosas y otros para otras.
Hasta los 8 meses y medio no pronunció su primera sílaba que fue PA, y se pasaba el día con el pa en la boca.
A los pocos días le siguió el BA. Bien, ya teníamos 2 sílabas, poquito a poquito.
Yo pensaba que ya iba a ser un no parar pero ahí se estancó casi 4 meses, poco antes del año empezó a decir TA y DA y por fin a los 13 meses dijo MA por primera vez…
Ahora a punto de cumplir los 14 meses ha empezado con la N.
No dice ninguna palabra con sentido (o eso me parece a mi) dice PAPA, MAMA, TETA, TATA, TITA, BAPA, ABA, NENE y DA esto último si lo dice cuando quiere que le de algo (en mallorquín dame es da).
Durante meses estuve obsesionada con que hablara, con que iba retrasada, veía a niños mucho más pequeños que “hablaban” más y me agobiaba.
Ahora por fin, he conseguido relajarme y darme cuenta de que mi hija no tiene ningún problema, que los niños no son de libro, que no siempre tienen porque hacer lo que se supone que deben hacer a cierta edad.
Va más “retrasada” en el tema del habla, pero en cambio en otras áreas, motricidad, comprensión… hace cosas que supuestamente debería hacer dentro de unos meses.
Y esto me reafirma en la opinión de que los niños no son maquinitas, de los que podemos esperar ciertos avances o progresos solo porque lo diga un libro, una revista, una abuela o un vecino, los niños crecen a su ritmo, a su tiempo y a veces nos creamos expectativas que ellos no pueden alcanzar por un tema de madurez.
Si nos preocupáramos menos de cuanto aprenden y disfrutáramos más de ese proceso de aprendizaje nos evitaríamos muchos dolores de cabeza.
Soy consciente de que como madre todavía tengo que aprender a relajarme y a no esperar de ella más de lo que me puede dar.

7 comments on “Lenguaje, teorías, tiempos…”

  1. Que facilidad tienen algunos profesionales para mandarnos a casa con el acojone en el cuerpo…
    Se quedaría bien agusto.
    Haces bien en ignorar ciertas cosas.

    Por cierto, me ha costado 2 meses enterarme que Ira eras tú, vaya tela!.
    Como se suele decir, nunca es tarde si la dicha es buena…

  2. Opino lo mismo que Teta Reina no se pueden decir esas cosas así a la ligera! Luego resulta que todas las primerizas somos unas exageradas, coño si es que nos obligan!!!

  3. No te preocupes Teta Reina, yo también tengo un lío de nicks de twitter, nicks de blog, nicks de foro, blogs en general… Somos un montón, es normal!
    Sara los médicos a veces tienen poco tacto y no piensan en las consecuencias de lo que dejan caer a la ligera. Cuando se lo comenté a mi pediatra el mes siguiente flipó y me dijo que no hiciera ni caso, que Mar estaba estupenda…

  4. Joder vaya tela con la enfermera, y se quedaría tan agusto la cabr***?? Me parece bien que le dieras tiempo a la peque y al ver que iba evolucionando pensar que solo era cuestión de tiempo… Cada niño es un mundo y se empeñan en crear reglas inamovibles, arrgghh. Un besito

  5. una de las 20000 pediatras que han pasado ya x mi centro de salud me dijo una vez que mi mediano tenía mucha barriga. “es que come muy bien” “ya, pero a lo mejor es que es celíaco” Pues la buena mujer se emperró y hasta le hizo una analítica de sangre!!
    Cómo tu bien dices en lo que aprendizajes se refiere los niños no son de manual, cada uno tiene su ritmo, igual que con el tema peso o talla.. yo ya paso de preocuparme: ni los peso. Si comen bien pa que quiero saber lo que pesan.
    El aprendizaje del lenguaje es de los más laxos. Mi mayor con 18 meses tenía que mandarlo callar y el segundo con esa edad decía 2 palabras. Es mejor no agobiarse y disfrutar del proceso

  6. Qué maja la tía, ¿no?.

    Bueno, yo no sé muy bien qué opinar. Es decir, creo firmemente que cada niño tiene su ritmo pero… yo con mi hijo creo que pronto me di cuenta de que había algunas cosas que no me terminaban de cuadrar… se lo comenté a la pediatra y de allí a atención temprana y en ello llevamos desde los 15 meses, en los que el cambio ha sido espectacular.

    Con el tema del habla que tu tratas, creo que el problema no es tanto que no hable como que no tenga interés por hacerlo. Mi hijo con 15 meses no decía nada, ni una palabra. Hablababa mucho, sin parar, eso desde mucho antes del año, pero nada con sentido y de hecho parecía totalmente un soliloquio. Y aquello normal del todo no podía ser.

    A día de hoy, habiendo mejorado muchísimo en todos los aspectos que me preocupaban, mi “diagnóstico” como madre es el de un problema comunicativo, no de entendimiento y ni siquiera de lenguaje (aunque, como tu dices, siempre veas otros niños más pequeños hablar por los codos).

    En fin, que yo soy como tu, que me pongo muy nerviosa, pero creo que lo prefiero. Porque si no lo hubiera hecho, mi hijo no habría recibido la atención que necesitaba y estoy segura de que ahora no estaría tan cambiado como está.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.