Nos están matando

CDGp0A3WAAAqZ_b

Más de 1.000 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en los últimos 16 años.

Más que ETA en toda su historia (829 en 42 años)

Y la violencia machista sigue sin ser un problema de Estado.

Y sigo viendo cómo se nos culpabiliza: Algo habrá hecho, tendría que haber denunciado, yo no me hubiera dejado…

Y sigo viendo como se minimiza la violencia: Es que hay denuncias falsas (0’01%)

Y sigo viendo justificaciones: Es que también las mujeres son violentas/maltratan…

Y sigo leyendo que han MUERTO, han aparecido MUERTAS.

Mentira!!!! Basta ya!!! Nos están asesinando!!!!

El endurecimiento de las penas no sirve de nada, no previene la violencia, las medidas de protección son insuficientes e ineficaces.

Las denuncias papel mojado, entre las que no denuncian por miedo, la excusa de las denuncias falsas y las que denuncian 20 veces y aún así acaban muertas NO funcionan.

Y ante todo esto me pregunto si hay solución.

Cuando me paseo por mi muro de Facebook y observo que muy pocos hombres alzan la voz contra esto, cuando leo comentarios que me hacen llorar, comentarios que vienen de hombres y de mujeres.

Cuando a diario veo violencia machista a mi alrededor y veo que está normalizada y ni siquiera se considera vioencia, es más yo soy la feminazi, la exagerada, la amargada, por ver violencia, por ver machismo en lugares, actos palabras donde casi nadie los ve.

Machismo es que me digan piropos por la calle, como si fuera ganado, como si fuera un objeto, como si me interesara mucho su opinión.

Violencia es que se me aprieten en el bus, o en el pasillo de los baños de un bar, que vuelva de tomarme unas cañas a las 2’00 de la madrugada y ande con miedo.

Machismo es que se juzgue si mi falda es muy corta (soy una zorra) o muy larga (soy una mojigata), que se juzgue si me maquillo, si me depilo, si bebo, si salgo.

Violencia es cobrar menos por hacer el mismo trabajo que un hombre, que se me discrimine por el hecho de ser madre, que en mi parto no me informen, me hagan tactos sin pedir permiso, me inyecten cosas sin explicarme qué son, me separen de mi hijo, me traten como a un número.

Machismo es no comprarle a tu hijo esa muñeca que tanto desea, decirle que llorar es de niñas, decirle a tu hija que no coma más chocolate porque va a engordar.

Es machismo que tu pareja te “ayude” en casa, es machista la idea del amor romántico: Sin ti no soy nada (y luego viene el la maté porque era mía)

Es violencia revisar el teléfono de tu pareja, no querer que se ponga ese vestido que le sienta tan bien por si la miran los otros, no querer que vea a sus amigas.

Es machista que haya discotecas donde las mujeres entran gratis como reclamo, es machista la publicidad, la televisión, el cine.

Es violencia la hipersexualización de las niñas, los bikinis con relleno para crías de 12 años, las abejas mayas retocadas y estilizadas.

Es violencia que se hable de hembrismo, de denuncias falsas, que se justifiquen muertes.

Las letras de las canciones, las vecinas, mi madre, mi compañero de trabajo…

Vivimos rodeados de patrones y comportamientos machistas y violentos, tan tan tan normalizados que ni los vemos.

Sólo empezar a visibilizar estas violencias es el camino del cambio.

No callar, no girar la cabeza, no taparnos los ojos, ni las orejas, no dejar pasar ni una.

Decir claro: Basta ya! Conmigo no!

Es necesario que nosotras digamos basta ya y que vosotros veáis la violencia, hasta la más pequeña, porque ninguna violencia es pequeña, las “violencias chicas” allanan el camino para minar nuestra autoestima y acabar permitiendo las grandes violencias, las que se ven y todos reconocemos.

Queremos acabar con la violencia? Hagamos examen de conciencia y dejemos de permitir que pasen y de ejercerlas.

CDGp0A3WAAAqZ_b

 

 

 

Qué pasa con la lactancia materna?

11162449_10206349902376688_8545236279932537646_n

Entrar en Facebook de buena mañana y encontrar según que publicaciones no es bueno para mi salud mental.

Leo y me indigno, vuelvo a leer y me entra la risa floja, a la tercera lectura, analizando bien me echo las manos a la cabeza, la cuarta lectura es entre carcajada, incredulidad, rabia…

Esto es lo que me he encontrado, un texto extraído del libro sobre alimentación de Supernanny, en el que habla sobre el destete.

11162449_10206349902376688_8545236279932537646_nLa verdad es que leo tantas tonterías juntas que no sé por dónde empezar a destriparlo, así que iré frase por frase.

Lo normal es que la evolución del bebé marque el inicio del destete. Ahí bien, nada que añadir, bueno sí, recordar que el destete natural en los humanos se produce entre los dos años y medio y los siete años.

Según algunos expertos no debería empezar antes del final del cuarto mes ni después del final del sexto mes. Me gustaría saber dónde estudiaron estos expertos, obviamente se saltaron la clase donde hablaban de las recomendaciones de la OMS, que recomienda lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y complementaria con otros alimentos hasta los dos años o más.

O quizás no se la saltaron pero están untados por empresas de leche artificial, que es más grave y que ocurre con más frecuencia de lo que imaginamos. Pediatras que se van de crucero pagados por Nestle u otras marcas. Ejem… Maravilloso!

La salida de los dientes indica que el bebé está preparado para masticar, de modo que no parece lógico alargar la lactancia cuando aparece la dentición. Hola?? Hay vida inteligente aquí?? No parece lógico alargar la lactancia cuando aparece la dentición, pero sí dar biberones o jeringuillas (como sugiere más adelante) o papillas.

La dentición no es un signo de que el niño esté preparado para masticar, hay niños que nacen con dientes, hay niños de un año que sólo tienen dos.

Por otro lado, estos mismos profesionales que consideran que ya tiene dientes y no hay que seguir con la lactancia son los que luego desaconsejan dar alimentos sin triturar porque se pueden ahogar.

Ayuda mucho en este proceso el hecho de haber dado algún biberón -también con leche materna- ya que el bebé estará famirializado con el sabor y la forma de la tetina. Aquí empiezo a vislumbrar que el problema no es ser lactante, si no succionar directamente del pecho, tomar leche materna directamente de su envase.

Si no acepta la tetina y ya tiene fuerza en el cuello se puede pasar directamente a la taza acercándosela y permitédole que succione. Aquí ya se hace la picha un lío, no habíamos quedado que estas recomendaciones eran a partir del 5º mes?? La mayoría de los niños a esa edad sujetan el cuello, creo que se confunde con el hecho de que uno de los signos (uno de ellos, no el único) de que un bebé está preparado para la alimentación complementaria es que se mantenga sentado solito.

También se puede intentar a veces el mismo proceso con una cuacharilla o un cuentagotas, acercándoselo a los labios. A veces es el nuevo sabor lo que desagrada. Otro lío. En caso de tener que dar biberón a un bebé que toma lactancia materna se recomienda cucharilla o jeringuilla, para evitar la confusión tetina/pezón. No es un paso para destetar, todo lo contrario.

Y si es el sabor lo que desagrada porque cambiamos el envase??

En resumen, este artículo está escrito sin el mínimo rigor científico, sin información ninguna, dejando a la vista la ignorancia y los prejuicios de la autora sobre lactancia materna.

Y hay varias cosas que me preocupan, una, el alcance de estas publicaciones, la cantidad de madres que lo van a leer y le van a hacer caso, dándole credibilidad.

La cantidad de lactancias que se van a ir a la basura sin necesidad.

Pero lo que en este caso me parece más grave es esa necesidad de separar al bebé de las tetas de su madre.

La teta es el demonio!!! En serio cómo puede parecernos normal que la teta ya no sea válida, pero lo sea otra leche, leche de otras especies y en un envase que no es el original.

Aquí hay dos temas, el desapego, la separación de la díada madre-bebé, el miedo a los bebés dependientes (que los bebés son dependientes, todos!! A ver si nos vamos enterando)

Y otro muy grave que es la visión del pecho de las mujeres sólo para consumo masculino y sexual, intentando desnaturalizar algo tan natural como la lactancia materna.

Vamos para atrás señores, para atrás como los cangrejos.

 

Hasta siempre maestro!!

frase-la-utopia-esta-en-el-horizonte-me-acerco-dos-pasos-ella-se-aleja-dos-pasos-camino-diez-pasos-y-eduardo-galeano-112574

No quería acostarme sin despedirme de usted, usted que no me conocía y que hace muchos años que formaba parte de mi vida.

Se coló en ella cuando yo recién estrenaba mi adolescencia, muchachita de 15 añitos devorando sus letras, sus palabras y cambiando la visión que tenía del mundo de la mano de sus ensayos.

Cuando las chicas del instituto andaban locas por cantantes yo suspiraba por un hombre que hablara tan bonito como usted, muchachita enamorada de un señor que le sacaba 40 años.

He cantado sus textos, los he copiado y mandado por carta, los he dejado en espejos con pintalabios, garabateado en servilletas, mandado por SMS.

Me ha acompañado en mis viajes, siempre alguno de sus libros en mi maleta, duerme permanentemente en mi mesita de noche alguno de sus libros de relatos cortos, me gusta leerle antes de dormir, me da serenidad.

Me ha acompañado en mudanzas, en penas y en alegrías, en la adolescencia, la juventud y ahora entrando en la madurez.

Es muy pronto para que se vaya, todavía quedaba mucho por decir.

Un abrazo maestro, que la tierra le sea leve.

frase-la-utopia-esta-en-el-horizonte-me-acerco-dos-pasos-ella-se-aleja-dos-pasos-camino-diez-pasos-y-eduardo-galeano-112574

 

Albóndigas de avena con salsa de tomate y coco

11150655_10206325905256775_2843726639655862008_n

Hoy he hecho estas albóndigas de avena, me encantan estas recetas tan fáciles y rápidas, en una media hora tenía la comida hecha, además con un puntito diferente.

La receta original la he sacado de Vegetarianismo.net, como siempre yo la he tuneado un poco. Vamos allá.

Ingredientes:

1 cebolla

3 dientes de ajo

1 bote grande de tomate triturado

1 lata grande de leche de coco

4 patatas medianas

3 tazas de copos de avena finos

1’5 tazas de agua

3 cucharadas de harina común

3 cucharaditas de cominos molido

2 cucharaditas de curry en polvo

sal y pimienta al gusto.

Preparación:

Picamos la cebolla a daditos pequeñitos, la sofreímos con un poquito de aceite en una sartén honda (yo uso una tipo wok), cuando esté bien pochadita le añadimos el tomate y dejamos que se cocine unos minutos, finalmente le añadimos la leche de coco, salpimentamos al gusto y dejamos reducir a fuego bajo.

Mientras se hacía la salsa yo he cortado 4 patatas en cuñas y las he hervido, cuando estaban al dente (todavía duritas) las he añadido a la salsa.

Mientras eso se cocinaba he hecho las albóndigas. Ponemos en un bol los copos de avena, cuanto más finos sean mejor, le añadimos la sal, la pimienta, las especias que os apetezcan (yo curry y cominos molidos) y los tres dientes de ajo picados muy finitos.

Por otro lado ponemos a hervir la taza y media de agua y cuando hierva se la añadimos a la avena, poquito a poco, debe quedar húmeda pero no muy pegajosa, si no se deshará en la sartén.

Cuando hayamos incorporado el agua necesaria, agregamos las tres cucharadas de harina y amasamos (con cuidado de no quemarnos), hacemos bolitas y las freímos en abundante aceite que las cubra.

Yo he servido la salsa por un lado y le he añadido las albóndigas al final, pero se puede poner todo junto con la salsa, estas albóndigas quedan bastante compactas y no se deshacen.

A los peques les ha encantado, así que prueba superada!!

11150655_10206325905256775_2843726639655862008_n

Burritos veganos

483839_10204734970244394_6341343636671571783_n

Estoy enamorada de la soja texturizada, me permite veganizar un montón de platos con un resultado espectacular.

Buen sabor, buena presencia, buena textura…

Esta vez se me ocurrió hacer burritos veganos, que en casa gustan mucho y voy a repetir seguro seguro, estaban sublimes!!

Muchos me habéis preguntado dónde se compra, la podéis encontrar en herbolarios o en la sección bio/dietética de Carrefour, el precio no es muy caro, creo recordar que me costó cerca de 3 euros el paquete de medio kilo y con él he hecho 2 boloñesas y burritos para 4 personas y todavía queda un poquito, así que si lo hubiera hecho con carne picada habría hgastado el triple.

Esto lo digo porque muchos decís que la comida eco o vegana es cara, en este caso a mi me parece que la diferencia es abismal y además libre de sufrimiento-

Vamos a por la receta.

Ingredientes:

10 tortitas de trigo tipo mexicanas

2 cebollas grandes

1 pimiento rojo grande

1 pimiento verde grande

1 bote de maiz

2 ajos

1 poco de salsa de tomate o tomate triturado

2 vasos de soja texturizada fina

1 sobre de especias para burritos

Preparación:

Hidratamos la soja en agua tibia o caldo de verdura durante media hora.

Mientras se hidrata picamos los dos dientes de ajo, cortamos la cebolla y los pimientos a juliana (tiras largas y finas) y lo sofreímos todo en una sartén con 2 cucharadas de aceite.

Le añadimos la soja bien escurrida y lo sofreímos con la verdura unos minutos, luego echamos la salsa de tomate y finalmente el sobre de especias.

Pasamos las tortitas por ambos lados por la plancha o sartén, rellenamos y enrollamos.

Pueden acompañarse con guacamole y pico de gallo.

Ya tenemos comida mexicana buena, bonita y libre de sufrimiento animal.

483839_10204734970244394_6341343636671571783_n

Moda ética

moda-ética

Hoy me salgo un poco de los temas habituales y quiero hablaros de moda ética, fast fashion, slow fashion, swaps, etc…

Os suena a chino?? Bueno, más bien a inglés, no?? A mi hasta hace relativamente poco también, pero me he adentrado en este mundo y quiero explicaros un poquito de qué va la cosa.

Intentamos ser conscientes con todo lo que nos rodea, reciclar, ser respetuosos con la naturaleza, educar a nuestros hijos con respeto, luchar contra las injusticias… Pero qué hay de la ropa que nos ponemos??

Os habéis preguntado de dónde viene? ¿Quién la fabrica? ¿En qué condiciones?

La industria téxtil es una de las que más contamina el planeta, con vertidos en ríos de productos químicos (normalmente tintes) que acaban por incorporarse a la cadena alimentaria a través del agua y la filtración en el subsuelo, estos productos, son entre otras cosas cancerígenos.

Además también es desgraciadamente famosa por la explotación laboral.

¿Os habéis preguntado cómo es posible comprar una camiseta fabricada en China o India o Taiwan y que os cueste tres euros??

Es fácil, fábricas sin medidas de seguridad, pésimas condiciones laborales de los trabajadores, sueldos de risa (o pena), explotación infantil, etc…

La llamada Fast Fashion (se trata de introducir colecciones de ropa que siguen las últimas tendencias de la moda pero que han sido diseñadas y fabricadas de una forma rápida y barata. De esta manera, ofrecen al consumidor medio la posibilidad de acceder a las novedades del mundo de la moda a precios bajos.) lleva todo esto detrás, te sientes cómodo vistiendo algo sabiendo todo lo que acarrea?

Yo no, no me siento cómoda con ello, así que os propongo varias alternativas.

1. Second Hand (en esto de la moda lo inglés es más fashion jajajaja).

Como ya imagináis se trata de comprar ropa de segunda mano, están proliferando las tiendas de este tipo y yo, que hace meses que no compro nada de ropa nueva os aseguro que es una opción estupenda por varios motivos.

Le damos nueva vida a prendas que hubieran acabado en la basura, pero que sin embargo siguen siendo “ponibles”. Sois conscientes de la cantidad de ropa en buen estado que se tira?

La ropa que se vende en estas tiendas está en buen estado, además es más económica que comprarla nueva. Yo he comprado faldas vaqueras por 4 euros, jerseys por 5, tejanos por 7.

Inconvenientes: No siempre encuentras ropa de tu talla y hay menos dónde escoger, pero eso también nos hace consumir de forma más responsable y evitar comprar compulsivamente.

2. Swaps. Esta opción me encanta, es gartis y además divertido.

Un swap es un intercambio. Cómo hacemos un Swap?? Fijamos una fecha, invitamos a un grupo de amigas o conocidas, cada una lleva la ropa que ya no usa, se pone en un montón y luego se van sacando prendas, se prueban y cada participante se lleva lo que le gusta.

Las normas de los swaps pueden variar, en nuestro caso no hay límite de prendas, si hay prendas que quieren dos o más personas se pueden rifar y la ropa que sobra y nadie quiere la donamos a alguna asociación.

Reutilizamos y además aprovechamos para echarnos una merendola y unas risas mientras hacemos de modelos.

3. Slow Fashion.

La slow fashion es como su nombre indica lo contrario de la fast fashion, ropa creada por pequeños diseñadores, en la mayoría de los casos con tejidos y tintes ecológicos.

También están proliferando este tipo de tiendas.

Ventajas: Modelos más exclusivos (se fabrican pocas prendas de cada modelo) y contribuir al auge de pequeños diseñadores y artesanos.

Inconvenientes: Los precios son más caros que los de Zara, Bershka, etc…

Os animo a buscar tiendas de ropa de 2ª mano en vuestra ciudad, tiendas slow fashion o de moda ética, tanto on line como físicas y a hacer algún swap.

moda-ética

Parirás con dolor

Parto Nil

Parirás con dolor me maldijeron, a mi y a todas las mujeres.

Y me lo creí. Y nos lo creímos.

Y llegamos a nuestros partos con miedo, con miedo al dolor, a ese dolor terrible que nos han narrado siempre.

Y llegué a mi primer parto y descubrí que era mentira, que me habían engañado, que se podía parir con placer, con dolor placentero.

Y llegó mi segundo parto y fui leona, y parí entre gritos y sudores y risas y llantos.

Y parí sola, como mamífera, sin necesidad de médicos, ni vías, ni monitores.

Parí sin miedo, disfrutando del dolor.

Y descubrí que todo era mentira, que nos habían vendido un cuento de viejas para atemorizarnos y que eso que sentía no tenía nada que ver con el dolor.

El dolor no llena el corazón, el dolor no emociona, el dolor no llena de vida, el dolor no palpita en tus brazos, no respira, no se aferra a tu pezón.

Parir es todo menos dolor.

Parir es luz, es conexión, es instinto, es poder y grandeza, parir es vida, pura vida.

Las maldiciones sólo funcionan si te las crees, así que cambiemos el pensamiento colectivo y empecemos a pensar que pariremos sin dolor y sin miedo.

No puede ser de otra forma, yo os bendigo a parir con placer.

Parto Nil

Cus cus con garbanzos vegano

10636081_349800645196592_3183136989525406681_n

Esta es la comida favorita de mis hijos por excelencia, siempre que les pregunto qué quieren comer responden a grito pelado: Cus cus!!!!

Además me encanta porque es súper completa, cereales, legumbres y verduras, rápida y no muy complicada.

Cuando la hago mi casa huele a viaje, a países lejanos…

Ingredientes:

2 dientes de ajo

1 cebolla

1 calabacín grande

2 zanahorias

1 boniato naranja o batata

Unas cucharadas de salsa de tomate.

300 gr de cous cous

300 ml de agua o caldo de verduras

Unas cucharadas de mantequilla vegetal o margarina

Un bote de garbanzos cocidos

Comino molido

Cilantro molido

Cúrcuma

Canela

Curry en polvo

Garam masala

Preparación:

En una sartén honda sofreímos los ajos y la cebolla picadita fina.

Cortamos las verduras (calabacín, zanahoria y boniato) en tiras largas y no muy gruesas.

Lo sofreímos todo junto con los ajos y la cebolla.

Le añadimos unas cucharadas de salsa de tomate y cubrimos con agua.

Añadimos las especias (yo le pongo curry en polvo, cúrcuma, canela, comino molido, cilantro molido y garam masala) y dejamos hervir a fuego lento hasta que la verdura esté cocinada.

A mitad de la cocción podemos añadir los garbanzos.

Para el cous cous yo suelo usar el caldo de la cocción de las verduras.

Lo ponemos en una olla y llevamos a ebullición, cuando hierva retiramos del fuego y le añadimos el cous cous (misma cantidad de cous cous que de agua/caldo) removemos y dejamos reposar unos minutos.

Le añadimos la margarina y lo ponemos a fuego lento 3 o 4 minutos más removiendo con un tenedor para deshacer las bolas que se formen.

Ya está listo para servir, a mi me gusta servirlo con un poco de caldo de la cocción para que no quede tan seco, por eso lo hago en una sartén muy honda, casi tipo wok, para que quepa mucho caldo.

10636081_349800645196592_3183136989525406681_n

Buen provecho!!!

Trufas de chocolate veganas

17824_10206627073463805_7258266981680900105_n

Hoy hemos ido a un evento benéfico para el Santuario Gaia y he hecho estos bombones para aportar mi granito de arena.

Hace cosa de un año hicimos una cena de primos en mi casa, la cena la hicimos mi hermana y yo y mi primo quedó en traer el postre.

Se presentó con un Brownie crudivegano que estaba tremendo, pero para mi gusto, que soy poco de dulce me resultó algo empalagoso, comerse un trozo y no explotar era una odisea.

Pero me gustó tanto que no paré de darle vueltas y vueltas y hace unos meses se me encendió la bombilla, le pedí la receta, la hice y en lugar de meterlo en un molde hice bolitas con la masa y las rebocé como si fueran trufas.

Bingo!!! El mismo sabor sin necesidad de empacharte, te comes las que quieras.

Yo no soy capaz de comerme más de dos.

Además la receta es súper sencilla y rápida, es de esas cosas que te puedes sacar de la manga en 15 minutillos.

Ingredientes:

120 gr de nueces

120 gr de avellanas

50 gr de cacao en polvo

5 dátiles remojados en agua

100 ml de sirope de agave

Unas gotas de agua

Preparación:

Trituramos las nueces, las avellanas y los dátiles en una procesadora (yo tengo un robot Moulinex de toda la vida)

Lo pasamos a un bol y añadimos el resto de ingredientes, amasamos un poquito para que se mezcle bien y hacemos las bolitas del tamaño que queramos.

Las podéis rebozar en lo que se os ocurra, yo miré por mis armarios de cocina y encontré sésamo y coco rallado y hice otras rebozadas con el mismo cacao amargo que había usado para la masa.

No sabría deciros cuáles me gustaron más!!

 

10292552_10203850237566630_2111298770710335713_n

Estas son las de hoy, rebozadas de coco, almendra crocante y virutas de chocolate.

17824_10206627073463805_7258266981680900105_n

1 2 3 39